¿Cuándo es grave un dolor abdominal?

Mi hija lleva cuatro días con dolores de tripa intermitentes y fuertes, que no le dejan dormir. En la radiografía han visto que tení el intestino lleno de heces y aire y le han recomendado un enema, pero los dolores no se le han quitado.

El experto responde:

Ante un dolor abdominal agudo, persistente y recurrente, hay que llevar al niño al pediatra cuanto antes para averiguar si se debe a un problema leve, como un simple trastorno alimentario o un proceso  vírico gastrointestinal o si, por el contrario, se trata de un cuadro grave que hay tratar sin pérdida de tiempo.

Hay varios signos que nos hacen pensar que un dolor abdominal puede ser grave, y parece que no se dan en tu pequeña: es constante, progresivo y se localiza en un punto del abdomen, el niño está encogido y no quiere moverse y, si le tocamos la tripa, notamos que está dura.

Como a tu hija le han diagnosticado estreñimiento y gases, intenta que haga caca todos los días y que esas heces no sean duras. Enséñale que debe masticar bien la comida, no le ofrezcas bebidas efervescentes, ni alimentos flatulentos y asegúrate de que la dieta contenga suficiente fruta, verdura, legumbres y cereales integrales, y procura que tome agua. Si con esas medidas sigue teniendo estreñimiento, vuelve a consultar con el pediatra, tal vez necesite tomar un laxante suave durante un tiempo.

Si tu hija vuelve a tener un dolor de tripa fuerte, no le des alimentos, no le pongas calor ni frío, no le administres analgésicos, que le calman pero dificultan el diagnóstico y llévala a urgencias cuanto antes.

Respondido por Dr. Florencio de Santiago

Continúa leyendo nuestras consultas...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS