¿Por qué se da vitamina K a los recién nacidos?

A mi hijo le pusieron una inyección de vitamina K en el mismo paritorio. Nadie me explicó para qué servía, así que me pregunto si resulta realmente necesaria?

El experto responde:

Todos los recién nacidos sufren un descenso moderado de la capacidad de coagulación durante los tres primeros días de vida y que se corrige solo, pasados siete o diez días.

Esta carencia puede deberse a la falta de vitamina K en la madre pero, sobre todo, a la ausencia en el recién nacido de la flora bacteriana intestinal, que es la encargada de la síntesis de la vitamina K en el intestino y que antes recibía a través de la placenta.

Esto provoca que el pequeño esté predispuesto a sufrir una hemorragia en cualquier lugar de su organismo, pero en especial en el cordón umbilical, la nariz y el intestino.

Para prevenirlo, en el mismo paritorio, se administra una única dosis de un mg de vitamina K por vía inyectable a todos los neonatos, cantidad suficiente hasta que disponga de flora intestinal y pueda sintetizar la vitamina por sí mismo.

En el paritorio también se suele administrar al recién nacido un antibiótico en los ojos (para prevenir una infección) y una primera dosis de la vacuna de la hepatitis B.

Respondido por Dr. Florencio de Santiago

Etiquetas: bebé, paritorio, recién nacido, vitamina K

COMENTARIOS