Viajar en avión con un bebé

Cuando el bebé cumpla 15 meses, tenemos planeado realizar ir a Australia con él. Como es un viaje muy largo, haremos una parada de una noche en el camino y tomaremos dos vuelos en avión de 15 horas cada uno. ¿Puede perjudicarle al niño? ¿Debería esperar más tiempo? 16/12/2008 -

El experto responde:

Puedes hacer el vuelo siempre que tu hijo esté sano y no tenga ninguna contraindicación médica para viajar.Lo que no es recomendable es que los lactantes menores de dos meses viajen en avión, ya que sus pulmones no están completamente desarrollados.

Los problemas de los viajes largos en avión, tanto para niños como para adultos, vienen determinados por dos circunstancias:

1. Los cambios bruscos de la presión atmosféricaque se producen en el despegue y en el aterrizaje, y pueden causar taponamiento, dolor de oído y distensión abdominal. Para evitar estos síntomas:

  • Lo ideal es que el niño viaje sin estar acatarrado pues la obstrucción de la nariz aumenta el dolor de oído.
  • Procura limpiarle con suero fisiológico.
  • A los niños mayores les ayuda masticar chicle porque, al abrir la boca, evitan que la trompa de Eustaquio, el tubo que une la nariz con el oído, sufra cambios de presión.
  • En los niños pequeños como el tuyo, lo más recomendable es el chupete o darle con frecuencia un poco de agua.
2. El jetlag, las alteraciones que se producen al someter al organismo a cambios horarios. En este caso pueden producirse cefaleas, intranquilidad y trastornos del sueño. Para evitar estos trastornos:

  • Puedes entrenar a tu pequeño adelantando sus horarios de las comida y de sueño si viajas al este y retrasándolos si viajas al oeste.
  • Consulta en tu compañía aérea si disponen de una cama desplegable en la que el niño pueda dormir más cómodo que en el asiento..
Respondido por Dr. Florencio de Santiago

Continúa leyendo nuestras consultas...

COMENTARIOS