Desde que mi hijo va a la guardería no quiere dormir solo

Tengo un niño de 23 meses que desde que ha empezado la guardería no quiere dormir solo en su cuna. Cuando lo acuesto se pone a llorar desesperadamente y no hay forma de que se relaje. Después se despierta a media noche y vuelve a suceder lo mismo. Antes de ir a la guardería dormía él solo en su cuna sin problemas. ¿Qué le ha pasado a mi hijo?

El experto responde:

El problema de sueño que tiene tu hijo es un efecto secundario de haber iniciado la guardería.

Muchos niños se pueden sentir inseguros cuando llega el momento de llevarlos por primera vez al centro escolar. Su vida cambia por completo. De repente la persona que para ellos es su punto de referencia les deja en un sitio donde todo lo que hay son desconocidos y donde él es uno más, sin tener ninguna figura que le inspire seguridad y se siente inseguro.

Es muy importante que primero empieces a trabajar por el día:

- No le mientas en ningún momento a cerca de dónde vas a ir, o dónde se queda él mientras sales a comprar o vas a trabajar.

- Tranquilízalo y no llegues tarde a recogerlo, la espera puede generarle mucha angustia.

- Cuando estés por casa háblale de una habitación a otra de vez en cuando, que no se angustie porque te busque por casa y no te encuentre.

- Refuérzalo cuando se quede algún ratito a solas en otra habitación mientras tú haces cualquier otra actividad doméstica.

Por la nocheno cambies el ritual de sueño que has establecido. Si el niño está acostumbrado a unas rutinas para dormirse, cuando se despierte en mitad de la noche el pequeño necesitará seguir esas mismas rutinas para volver a conciliar el sueño.

Si él era capaz de dormirse solo antes de empezar a ir a la guardería, no ha perdido la capacidad, pero ahora necesita más tu presencia porque desconfía y tiene miedo de dormirse y de quedarse solo.

- Evita dormirlo en brazos.

- Si llora, cógelo en brazos, tranquilízalo y déjalo en su cuna.

- Si está muy alterado quédate en la habitación con él hasta que se duerma, procurando no tocarlo y no hablarle.

Cuando veas que empieza a ir contento a la guarde poco a poco irá recuperando su independencia tanto por el día como por la noche.

Algunos niños se adaptan muy bien a la separación de los padres y a otros les cuesta algo más. Los padres debemos transmitirles seguridad y tener paciencia. Poco a poco la situación irá mejorando.

Respondido por Dr. Gonzalo Pin

Etiquetas: hijo, niño, sueño

Continúa leyendo nuestras consultas...

COMENTARIOS