¿Le doy antihistamínicos a un bebé que se despierta mucho?

Mi hijo, de ocho meses, se despierta todas las noches muchas veces. A partir de las 6 ó las 7 de la mañana, comienza a despertarse cada hora hasta que llega el momento de levantarse. Cada vez que se despierta le doy el pecho y lo acuesto en su cuna. Hace un mes, el pediatra me prescribió un antihistamínico para ayudar al pequeño a dormir. ¿Sigo dándole esta medicina para que duerma? 28/04/2009 -

El experto responde:

No le des más tiempo ese medicamento. Tu hijo tiene que aprender a dormir solo, sin necesidad de tomar antihistamínicos.

Es importante que el niño aprenda a diferenciar la comida del sueño y, en este caso, parece que lo que le induce a dormir es el pecho. Si se queda dormido mientras mama, no come lo que tiene que comer y se despierta antes de tiempo porque tiene hambre. Además, tampoco aprende a dormirse solo porque necesita la succión.

Antes de poner en marcha una estrategia para mejorar el sueño de tu hijo, es importante saber si el niño necesita dormir muchas horas o pocas y hay que encontrar su ritmo.

Para esto, observa durante 15 días cuáles son las horas más comunes en las que el niño tiene hambre y sueño. Cuando tengas esta información, procura que tome el pecho sin dormirse. Tiene que aprender que comer y dormir son acciones diferentes.

Después del pecho, tranquilízalo y déjalo en su cuna despierto, para que aprenda a dormirse solo. Te costará algunos días y, si está muy cansado, protestará mucho y estará irritable. Pero, no te preocupes, el objetivo es marcarle unos horarios y un ritmo y esto lleva tiempo.

Los horarios para las comidas y las siestas tienen que ser regulares, en función de sus necesidades y, cuando el pequeño duerma la siesta, hay que poner un tiempo límite: si pasado el tiempo establecido no se ha dormir, sácalo de la cuna y no le dejes dormir hasta el próximo tiempo de sueño establecido.

Si se despierta antes, no lo vuelvas a acostar, aguántalo hasta la siguiente siesta y ármate de paciencia porque el niño estará enfadado e irritable.

Por la mañana, si su tendencia es despertarse entre las seis y las siete de la mañana, habría que empezar el día en ese momento y, posteriormente, ofrecerle un tiempo de siesta cuando esté soñoliento.

Con estos pasos, conseguiremos marcarle unos límites para que su organismo se regule y pueda tener unos horarios estables. Todo esto mejorará la calidad del sueño.

Respondido por Dr. Gonzalo Pin

Etiquetas: bebé, hijo, niño

Continúa leyendo nuestras consultas...

COMENTARIOS