Se despierta buscando cariño

Gabriel es un niño de un año muy inquieto. Aunque siempre le ha costado dormirse, estaba habituado a quedarse en la cuna solo hasta que conciliaba el sueño. Desde hace un mes se despierta a las 2-3 de la mañana y solo quiere que su madre le acurruque. Se vuelve a quedar dormido y ya no se despierta. Hace unos días comenzó a despertarse cada dos o tres horas y no hay manera de calmarlo hasta que le metemos en nuestra cama. No tiene hambre, ni sed, ni frío así que... ¿es una etapa normal a esta edad?

El experto responde:

Alrededor del año, más de un 52 por ciento de los niños se despiertan por la noche, así que lo que le pasa a vuestro hijo es completamente normal. El problema está en lo que hacemos los adultos cuando tienen esos despertares nocturnos. A veces, la solución más rápida a corto plazo agrava el problema a la larga.

Tu hijo es muy listo, rechaza estar solo cuando se despierta, así que hace aquello que atrae a sus padres junto a él, consiguiendo que se queden.Hay que tener cuidado, porque va a tener más despertares que son normales a esta edad y si no sabe cómo volver a dormirse solo, reclamará a papá y mamá para que se duerma, que es lo más fácil y lo que más le gusta.

Pero la obligación de los padres no es la de dormir a sus hijos sino darles la oportunidad para que aprendan a dormirse solos.

Teniendo este objetivo en mente, lo más conveniente es colmaros de paciencia y transmitirle tranquilidad, tocándole si es necesario, pero dejándole despierto para que pueda dormirse solito. Es necesario serenarle tantas veces como sea necesario, pero sin permitirle que se duerma en brazos, para que no os necesite cada vez que se despierte.

Esto es duro al principio, más para los padres que para el niño, y hay que tener constancia por lo menos durante quince días. Recuerda que cada niño es distinto y necesita un tiempo para adaptarse a los cambios.

Si no mejora la situación, sería conveniente que un profesional del sueño valorara la situación.

Respondido por Dr. Gonzalo Pin

Etiquetas: despertares nocturnos, niño, sueño

Continúa leyendo nuestras consultas...

COMENTARIOS