Frutos de otoño

Propiedades de las castañas

En el otoño maduran las castañas y aparecen los puestos de castañeras en la calle. ¿Quieres saber qué aporta a tu alimentación este fruto seco? Te contamos cómo elegirlas, prepararlas y conservarlas.

La castaña: muchos hidratos y pocas grasas Ver video Las castañas, ¿cómo elegirlas?

La castaña es un fruto seco rico en hidratos de carbono (40 g por 100 g de porción comestible), vitaminas y minerales, con un bajo contenido en grasas (2,6 g).

 

Cocidas o asadas, hay mil formas de preparar castañas.

Las castañas se pueden tomar cocidas (se cuecen en agua y sal, sin la cáscara exterior) o asadas. Antes de asarlas hay que hacerles un corte en la cáscara para evitar que exploten.

En Galicia se ofrecen a los niños las castañas asadas o cocidas en leche insertadas en un hilo de cocina formando un collar.

Además, podemos elaborar puré, flan, tarta o pudin de castañas casero para tomar el domingo de postre.

También acompañan muy bien a las coles (lombarda con castañas) y a los platos de ave (pavo relleno de castañas).

 

Trucos para comprar y conservar castañas

  • La temporada de las castañas comienza a finales de octubre y dura hasta diciembre, pero también pueden comprarse en conserva.
  • Si las compras crudas, comprueba que su consistencia es dura y que la piel tiene un color pardo brillante.
  • Puedes conservarlas a temperatura ambiente durante unos meses.
  • Si las piensas congelar, es mejor que las peles antes. Se conservarán mejor si las guardas en un frasco de vidrio que envueltas en plástico.

     

¿Te gusta cocinar? En nuestro Buscador de Recetas encontrarás buscando por ingrediente un montón de ricas ideas paso a paso. ¡No te las pierdas!

Etiquetas: alimentación niños, alimentos sólidos, dieta mediterránea, dieta sana, salud niños

separador de contenido separador de contenido

COMENTARIOS