George de Inglaterra, todo un príncipe