Niños y naturaleza

Casas rurales para viajar con niños

Cada vez son más los padres que buscan alojamientos especialmente pensados para viajar con los pequeños de la casa.

Casas rurales para viajar con niños Ver test ¿Disfrutas con tus hijos? ¡Haz nuestro test y descúbrelo!

Lugares con todo el equipamiento y las comodidades necesarias para quienes se escapan para hacer turismo rural en familia y quieren desconectar del trabajo y el estrés del día a día. Y qué mejor que hacerlo en una casa rural para viajar con niños. Aquí os dejamos algunas recomendaciones de Clubrural para descansar y disfrutar de los pueblos pequeños, donde reina la tranquilidad y las prisas, el estrés y el agobio dejan de protagonizar también la vida de nuestros hijos.

 

Cortijo Casablanca, en Priego de Córdoba (Córdoba)

Esta casa, que sigue conservando el patio tradicional de la mayoría de viviendas cordobesas, es un buen lugar para que los más pequeños disfruten de un entorno rural, lejos de la ciudad, jugando y corriendo por el jardín. Además, en verano podrán bañarse en la piscina para uso exclusivo de los huéspedes.

 

La Majada de Peñacorada, en Fuentes de Peñacorada (León)

Un alojamiento recomendable por su sensacional entorno, el de la Montaña de Riaño, donde los pequeños, y por qué no, también los mayores, pueden cargar sus pulmones con aire puro y fresco. Aquí ponen a disposición de los viajeros bicicletas y una amplia documentación de la zona para que puedan visitarla en dos ruedas.

 

Gemelas del Duratón, en Castro de Fuentidueña (Segovia)

Una casa de antaño, levantada en piedra, es el mejor lugar para que los niños conozcan más de cerca cómo es la vida en los pueblos. Además, en los alrededores hay muchas actividades para ellos, por lo que es una muy buena opción para aquellos padres que quieran regalar a sus hijos una experiencia diferente.

 

Mas Pauli, en Capmany (Girona)

Ideal para los pequeños de la casa, este alojamiento rural para familias cuenta con una piscina para que se distraigan en verano, además de poder jugar, durante todo el año, en la zona infantil adaptada especialmente para ellos. Nada como unos días en la naturaleza para desconectar de todo.

 

El Capricho de los Montes, en Las Navillas (Toledo)

Muy cerca del Parque Nacional de Cabañeros, esta casa permite que toda la familia pueda disfrutar de uno de los enclaves naturales más emblemáticos de nuestra naturaleza, refugio de especies en peligro, como el águila imperial. Además, en ella hay piscina, jardines, biblioteca y juegos de mesa, por lo que la diversión con los niños está garantizada.

 

Las Cabañas de la Vera, en Aldeanueva de la Vera (Cáceres)

Una de las cosas que más llama la atención de los visitantes que se acercan a estas cabañas es la cercanía de las vaquitas. Salir a la puerta de la calle y ver cómo pastan en los alrededores es una experiencia única. Además, cuentan con actividades para niños, así como posibilidades para el avistamiento de aves, algo que seguro gusta a los peques de la casa.

 

Casas la Ribera P. Ordesa, en Escalona (Huesca)

Unas casitas acogedoras que encantarán a niños y mayores, no sólo por el paisaje que las rodea, sino también por las diferentes excursiones en las que hay opción de participar, así como los talleres de fotografía que organizan y que mantendrán atentos a los pequeños durante horas. El jardín cuenta, además, con columpios, toboganes y juegos para ellos.

 

Castle 1, en Antigua (Fuerteventura)

Muy cerquita de la playa, este alojamiento es perfecto para disfrutar de la costa sin tener que hacerlo desde los grandes complejos hoteleros. Además, en la zona hay todo tipo de actividades infantiles, así como posibilidad de excursiones y juegos, para que los niños estén entretenidos en todo momento.

 

Masía l´Estela, en Sierra Engarcerán (Castellón)

Historia no le falta a este alojamiento y eso seguro que encantará a los más pequeños. Pero no todo queda aquí, pues hay un bonito jardín donde podrán jugar y correr hasta que su cuerpo diga basta. Y todo con la seguridad de hacerlo en un entorno tranquilo, sin ningún peligro.

 

Casa Valle Sierra de Guadarrama, en Alpedrete (Madrid)

Aquí hay espacio para la diversión de toda la familia, gracias a todas las actividades que se pueden practicar en los alrededores (avistamiento de aves, paseos en bicicleta, rutas a pie, etcétera). La casa cuenta, además, con una amplia piscina en la que refrescarse cuando en verano, el termómetro sube y sube.

 

 

Etiquetas: familia, niños y naturaleza, planes con niños, tiempo libre, vacaciones, verano

separador de contenido separador de contenido
COMENTARIOS