Mujer y madre

Dolor de cuello

La causa más común del dolor de cuello es la contractura muscular causada por el estrés o las malas posturas. Pero puede deberse también a traumatismos o hernias de disco. Te explicamos qué son estos trastornos y cómo tratarlos.

¿Qué hacer cuando aparece el dolor? Ver test Mujer y madre. ¿Estás estresada?

La tensión nerviosa y las malas posturas son las causas más habituales de dolor de cuello en personas jóvenes. Esos trastornos provocan una sobrecarga (contractura) en los músculos cervicales, que produce dolor y el dolor a su vez causa más sobrecarga muscular. Se crea así un círculo vicioso difícil de romper.

¿Qué hacer cuando aparece el dolor?

  • Si es la primera vez que aparece, lo más importante es descansar tranquilamente, evitar movimientos que repercutan en el cuello y tomar un analgésico. Lo normal es que con esos cuidados la inflamación de los músculos baje y el dolor se quite.
  • Si persiste más de cuatro días o si existen otros síntomas (dolor o pérdida de sensibilidad en un brazo), hay que consultar al médico.
  • Para evitar que el dolor reaparezca es primordial evitar las causas: corregir las malas posturas e intentar tranquilizarnos y resolver las situaciones que nos angustian (aunque no sea fácil).
  • El ejercicio físico regular también es una gran ayuda, porque fortalece la musculatura de la espalda. No conviene realizar tablas específicas para el cuello, salvo que las haya recomendado y supervisado el traumatólogo o el médico rehabilitador.

¿Cómo prevenir el dolor?

  • Evitar las malas posturas en el trabajo. Hay que colocar la pantalla del ordenador de forma que al mirarlo no se fuerce el cuello.
  • Tratar la causa del estrés, dormir lo suficiente y practicar actividades que disminuyan la ansiedad.
  • Realizar ejercicio físico dos o tres veces por semana y caminar todos los días llevando la cabeza alta, mirando de frente.

Contractura muscular

¿Qué es?

  • Dolor en la parte posterior del cuello que irradia hacia los hombros y los omóplatos.
  • Dificultad para mover la cabeza.

¿A qué se debe?

  • Malas posturas (en especial en el trabajo con el ordenador).
  • Tensión (estrés, ansiedad...).
  • Frío.

Tratamiento

  • Reposo relativo: evitar caminar y realizar actividades que producen dolor.
  • Aplicar calor seco (20 ó 30 minutos, tres veces al día), por ejemplo, la manta eléctrica.
  • Tomar un analgésico o un antiinflamatorio.
  • Masajes cuando remita el dolor agudo.

Traumatismo

¿Qué es?

  • Dolor intenso en la parte posterior del cuello, que puede irradiar hacia los brazos.
  • Puede causar mareos y pérdida de sensibilidad en los brazos.

¿A qué se debe?

Rupturas en las fibras de músculos, ligamentos o discos del cuello, que se producen tras una caída o una colisión en accidente de tráfico (la cabeza se desplaza bruscamente hacia atrás y hacia delante).

Tratamiento

  • Inmovilización del cuello.
  • En algunos casos, llevar collarín.
  • Rehabilitación.
  • Para obtener buenos resultados debe iniciarse lo antes posible.

Hernia de disco

¿Qué es?

  • Dolor en la parte posterior del cuello.
  • Dolor de tipo calambre que irradia hasta el brazo y la mano. En algunos casos, falta de fuerza o de sensibilidad en el brazo y la mano.

¿A qué se debe?

Por desgaste, una parte de un disco intervertebral se sale fuera de la vértebra y presiona una raíz nerviosa.

Tratamiento

  • Reposo. En ocasiones, llevar collarín cervical.
  • Aplicar calor seco (por ejemplo, la manta eléctrica) unos 20 ó 30 minutos tres veces al día.
  • Tomar analgésicos y relajantes musculares.
  • Operación, si el dolor es intenso o provoca pérdida de fuerza o de sensibilidad en el brazo.


Asesor
Dr. Luis A. Galovich, traumatólogo de la Fundación Jiménez Díaz de Madrid

Etiquetas: dolor de espalda, salud

separador de contenido separador de contenido
COMENTARIOS