Especial Halloween

Calabazas y fantasmas para decorar la casa

En Halloween a los niños les encanta llenar la casa de fantasmas, guirnaldas y calabazas. ¿Sabes cómo puedes decorar la casa esta noche mágica? Será una actividad muy divertida para todos y prepararemos la fiesta para los pequeños.

No hay fiesta sin calabaza Ver galería Calabazas y fantasmas para decorar la casa, en fotos

La calabaza es la reina de Halloween, por eso no puede faltar en tu celebración:

  • Lo ideal es que compres una grande y algunas pequeñas.
  • Para evitar accidentes, lo mejor es que los niños las vacíen con una cuchara y después un adulto, con un cuchillo, haga los ojos, la nariz y la boca.
  • Si ponemos una vela dentro, tendremos unas lámparas geniales.
  • Otra opción es llenarlas con caramelos y gominolas y dejar que estos salgan por la boca.
  • Luego, podéis preparar una tarta con la pulpa que nos ha sobrado.

Guirnaldas caseras

Hacer guirnaldas caseras de Halloween puede ser una muy buena actividad para pasar la tarde con los más pequeños. Además, son muy fáciles de hacer y quedarán muy bonitas puestas por casa. Sigue estas instrucciones y tendrás unas orginales guirnaldas de calabazas:

  • Solo necesitas cartulinas naranjas, amarillas y negras, tijeras de punta redonda, pegamento de barra, una cuerda negra y pinzas para tender la ropa.
  • Primero recorta las cartulinas amarillas con forma de calabaza. Dibuja los ojos y la boca y recórtalos.
  • Después, pega una cartulina amarilla o negra en la parte de atrás de la calabaza para rellenar los huecos de los ojos y la boca. También puedes añadirles dientes para que sea más terrorífica.
  • Por último, cuelga la cuerda negra en la pared y engánchale las calabazas con las pinzas de la ropa. Puedes pintarlas de negro para que den más miedo.

Una decoración de miedo

 

La noche de Halloween está llena de magia y misterio para los niños, por eso se lo pasarán genial creando la decoración de la casa. Estar toda la tarde dibujando, coloreando y recortando con papá y mamá les encantará.

 

Además, es una ocasión perfecta para que los pequeños desarrollen su imaginación y su creatividad. Las posibilidades son infinitas: calabazas, fantasmas, monstruos, telas de araña... Y, después, llega lo mejor: colocar todos juntos los adornos, poner la mesa y cocinar algún plato especial para la ocasión. La diversión está asegurada.

Con unas cuantas calabazas y unos pocos fantasmas convertirás tu casa en una mansión de miedo. En nuestra galería podrás ver algunas propuestas para decorar tu casa para la fiesta de Halloween con los niños.

Etiquetas: Halloween, fiesta niños, planes con niños, tiempo libre

separador de contenido separador de contenido

COMENTARIOS