Planes para padres e hijos

Ideas para disfrutar de un verano en familia

Las vacaciones de verano nos dejan mucho tiempo libre por delante. Podemos aprovechar estas semanas para planificar actividades que disfrutar con nuestos hijos. Aquí encontrarás algunas sugerencias muy refrescantes.

Rutina diaria Ver test Vacaciones en familia: ¿cuál es tu destino ideal?

Hay que hacer un corte entre la etapa escolar y las vacaciones. Por tanto, es importante establecer un ritmo diferente en las actividades del día a día. Pero, ¿cómo hacerlo?

  • Organizar el día a día en torno a la playa o la piscina, las actividades favoritas de los pequeños.
  • Convertir 'la hora tonta' del mediodía en un espacio para la imaginación. Podemos aprovechar este tiempo para construir una ciudad de plastilina, diseñar un nuevo vestuario para las muñecas...
  • Compartir diariamente con nuestros hijos algo que nos guste a todos, aunque tenga que ser después de salir del trabajo y tras recogerles en el campamento urbano. Se trata de romper con el día a día del invierno.

Programa semanal

Establecida ya la rutina, es momento de saltarnos el guión de vez en cuando o, al menos, el fin de semana. Podemos elegir actividades que no ocupen más de tres horas:

  • Comer un helado o un algodón de azúcar. La clave está en hacer algo muy poco habitual y que guste a todos.
  • Ir al cine... de verano. Al aire libre, con unas palomitas caseras. Un momento inolvidable.
  • Trasnochar en una terraza con nuestros amigos. Les encantará vernos relajados y riéndonos, sin prisa para irnos, mientras ellos juegan con otros niños.
  • Visitar museos. Ahora hay más tiempo y ellos están descansados. Es buen momento para acercarles el arte con una guía para niños.
  • Salir al zoo. Podemos enterarnos si el zoo de nuestra ciudad admite visitas nocturnas o si alguno de sus cantantes favoritos toca cerca. Será un hito que recordarán hasta el año siguiente.

Plan mensual

Hay otras actividades que debemos incluir en la agenda veraniega. Necesitamos medio día o un día entero para disfrutarlas, pero tenemos que planear alguna, al menos una vez al mes.

  • Ir de verbena a un pueblo cercano. Suele haber atracciones infantiles y baile. Además, les pone en contacto con la cultura popular. Si no les gusta el bullicio, debemos estar listos para irnos.
  • Divertirse en un parque acuático. Suele convertirse en un clásico favorito de todos los veranos: padres y niños deslizándose juntos por grandes toboganes. Disfrutarán de ellos a partir de los tres años, aunque con esta edad no aguantarán el día entero.
  • Pasear en barca. Un actividad tranquila para todas las edades. Sirve el parque del Retiro de Madrid, el barco del abuelo o las excursiones organizadas de una agencia de aventuras.
  • Escaparse a la montaña. El pequeño terminará dormido en la vuelta a casa tras trepar por el monte, comer una tortilla en pleno campo, bañarse en el río, columpiarse en unas cuerdas atadas entre dos árboles...
  • Noche de acampada. A partir de los tres años pueden disfrutar de una acampada familiar. Se lo pasarán a lo grande con los columpios, la piscina y las actividades del camping, aunque lo más divertido para ellos será montar la tienda y pasar la noche juntos, a la luz de las linternas.

De viaje

Tenemos muchas opciones para desconectar en familia. Todas pasan por salir unos días de casa. La ilusión comienza ya antes de partir, al preparar el viaje en familia.

  • Elegir el destino. Playa, montaña o parque temático. Si necesitamos descansar, un lugar en la naturaleza es la mejor opción. Si nos gusta movernos, la ciudad y el parque temático son las mejores alternativas.
  • Preparar el viaje juntos. Podemos investigar en Internet las alternativas, imprimir mapas de la zona, hacer una lista de lo que vamos a necesitar... Un entretenimiento para todos.
  • Hacer excursiones para niños. Una vez en el destino, podemos buscar una actividad divertida para nuestros hijos y adecuada a su edad. Antes de los seis años, por ejemplo, no disfrutan plenamente de los parques temáticos: hace calor, hay que andar mucho y se cansan. Y, sobre todo, hasta entonces no aprecian la 'magia' de las atracciones.

Asesora: Mª Carmen Moreno, monitora de campamentos urbanos de Educación infantil y maestra de Educación Infantil.

Etiquetas: familia, madres, padres, planes con niños, vacaciones, verano

separador de contenido separador de contenido
COMENTARIOS