Ser Padres para Fisher-Price

Juegos de estimulación a través de roles

El juego de interpretación se inicia hacia el año y medio, dos años y se prolonga durante la primera infancia. Los pedagogos insisten en la importancia de estimularlo porque es la base de la creatividad y favorece otros muchos aspectos del desarrollo.

Juegos de estimulación a través de roles
Juegos de estimulación a través de roles

A Martina, de año y medio, le encanta dar de comer y peinar a los caballos de su establo de juguete. Martina quiere ser granjera o pirata o princesa... según el día. En cualquier caso, con su imaginación desbordante es capaz de 'meterse en la piel' de todos ellos, ampliando el repertorio de los juegos de rol de toda la vida, esos en los que las niñas simulaban ser maestras y los niños, policías. Ahora, los críos, animados por juguetes que les acercan un sinfín de escenarios y personajes tanto reales como de ficción, se transforman en hadas, superhéroes, pilotos de carreras... Y cuando esto sucede, están dando rienda suelta a su creatividad, esa cualidad que tanto merece la pena estimular.

Nadie gana y nadie pierde

Para resultar divertidos, en los juegos de imitación en los que participan varios niños tiene que haber mucha colaboración y ninguna o muy poca competición. Ellos mismos deben resolver las aventuras que idean y no hay otra forma de hacerlo si no es con apoyo mutuo, cooperación, tolerancia y diálogo.

 

Imitar para descubrir el mundo de los adultos

Los niños, a través de la imitación, copian lo que hacen los mayores (conducen coches, bucean entre bancos de peces, hablan por el móvil...). Así, satisfacen la curiosidad de interactuar con objetos o realizar actividades que por su edad no les son accesibles.

Imaginación al poder

Para simular ser un personaje de ficción o representar una profesión no hacen falta cartas, fichas ni tablero, basta con lanzarse a interpretar. En ese juego fantástico, un simple lápiz sirve a modo de varita mágica y una toalla queda perfecta como capa de superhéroe.

Fomento de la empatía

El juego imaginativo les ayuda a entender las emociones y los pensamientos de los demás. Cuando interpretan a un marinero, una doctora o un caballero actúan y reaccionan como lo haría el personaje elegido.

Improvisar para crear

Aquí no hay reglas que seguir ni un guión prefijado, con unas frases que aprenderse, recitar y representar como si se tratara de una obra de teatro. ¡El juego es libre!

 

Etiquetas:

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS