Crianza natural

Escuchar, clave de la crianza con apego

Respetar al niño, escucharle y atender sus demandas sin verlas como "un capricho", sino como verdaderas necesidades, son aspectos clave.

También te puede interesar: ¿Qué es la crianza con apego?
Escuchar, clave de la crianza con apego

Dejar llorar a un niño a propósito es una falta de respeto hacia su persona. Cuando llora porque tiene hambre, frío o el pañal sucio, satisfacemos sus necesidades. Pero ¿y si sus lágrimas son porque está nervioso, confundido, asustado, solo? «Mi madre me decía cosas como: "Si cada vez que llora le coges en brazos, lo vas a malcriar. Tienes que dejarlo llorar en la cunita hasta que se acostumbre". Pero yo he comprobado que es al revés. Pienso que, si se satisface su necesidad de que lo tengan en brazos, tendrá menos carencias afectivas y tendrá más facilidad para dar y recibir cariño. Mi hijo ya tiene seis años y es un niño independiente, feliz, que no necesita llamar la atención de mamá a cada rato y sabe desenvolverse con autonomía», noscuenta Leonor, madre de un niño.

«Para mí hay dos reglas de oro. La primera, no dejarle llorar solo, que sepa que estoy ahí si quiere mi consuelo o simplemente para acompañarlo y escuchar su queja, su malestar. Y la segunda, no ahogar sus lágrimas con distracciones o frases como "los niños no lloran" o "no ha pasado nada".

¿No es eso el amor incondicional?

"Creo que es importante que se sientan aceptados y queridos con sus sentimientos, no solo cuando nos dedican una cautivadora sonrisa, sino también cuando lloran con desconsuelo o su llanto nos resulta inconveniente. ¿No es eso el amor incondicional?, apunta Nuria, mamá de un bebé. Laura Gutman insiste en que el niño, a su manera, entiende lo que le decimos. Hablarle con voz suave y explicarle lo que vamos a hacer es otra forma de demostrarle que le tenemos en cuenta. Es distinto cambiarle el pañal manipulándole como si fuera un muñeco que hacerlo mirándole a los ojos, explicándole lo que hacemos.

La diferencia se nota en su sonrisa, en su mirada y en la fortaleza del vínculo que crea con la persona que le cuida», apunta Ana Esteban, madre de dos hijos y técnico de guardería.

Crianza con apego, las cosas que se salen de lo corriente

El parto en casa, la lactancia prolongada... Todas son opciones que se salen de lo corriente y es interesante conocerlas porque, si no todas, igual alguna de ellas se ajusta a nuestra propia forma de entender el cuidado de los hijos.

Muchas cuestionan el sistema sanitario, el sistema educativo oficial, la alimentación comercial, por lo que a veces suscitan virulentas reacciones de rechazo. «Lo más duro es que ciertas elecciones cuestionan la forma en que nos educaron nuestros padres. Por eso, muchas veces provocan su tajante desaprobación», señala Nuria.

"Mi madre, por ejemplo, me crió con biberón y no puede soportar que siga dándole pecho a mi hijo menor con cuatro años", reconoce Jazmín, "ni que le dé homeopatía en vez de una buena dosis de ibuprofeno cuando tiene fiebre", añade.

 

Etiquetas: bebé, crianza, crianza con apego, crianza natural, educación, respetar normas

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS