Tiempo de ocio

¿Cuánta tele puede ver?

¡Ay qué ver cómo le gusta a los niños la tele! Normal que los padres “tiremos” de ella para mantenerles un ratito entretenidos; pero eso, que sea un ratito.

¿Cuánta tele puede ver?

Una de las noticias que causó una gran alarma entre padres y educadores hace tres años es que según un informe los niños pasaban prácticamente las mismas horas delante de una pantalla de televisión que en el colegio. Al menos eso es lo que concluyó El libro blanco: la educación en el entorno audiovisual, que cifró en 990 horas el tiempo anual que los niños españoles de entre 4 y 12 años pasaban delante de la televisión.

Ese es el principal “peligro” de la televisión para los educadores: que se convierta en su principal distracción y al final acabe ocupando la mayor parte del tiempo de ocio de los más pequeños. ¿Y cuánto tiempo es el aconsejable? Los expertos recomiendan no exceder de una hora diaria en los menores de tres años y a partir de esa edad, no más de dos horas al día.

Procura verla con ellos

Cuando se sienten a ver la tele, trata de estar con ellos; haciendo tus cosas, pero junto a ellos. Si no es posible, te recomendamos que visiones los contenidos que más atraen a tus hijos por tu cuenta, para asegurarte de que transmiten los valores que quieres inculcarles. Además, recuerda:

  • A ratos no hay problema. La tele puede formar parte de su ocio, así que no hay que prohibirla, solo limitarla. Irse el otro extremo y usarla como “ canguro” es perjudicial para los niños.
  • En su cuarto, mejor no. Evita que tengan un televisor en su habitación para poder controlar lo que ven.
  • Delante tuya. Si tienen una tableta, procura que la usen delante tuya.
  • Selecciona los programas. Así evitarás la rutina de llegar a casa y encender la tele, como un acto reflejo que incita a que ellos nos imiten.
  • Formula preguntas para racionalizar lo que han visto y responde a sus preguntas sobre lo que les llama la atención.
  • Ni un premio ni un castigo. La tele es un instrumento más de ocio y diversión.
  • Da ejemplo. Sentarse a ver la tele tampoco puede ser tu única forma de ocio. Tus hijos deben verte leer un libro, un periódico, practicar deporte, cocinar, dibujar… Encontrar un rato para otras aficiones es el primer paso para que tus hijos se animen a practicarlas.

 

Etiquetas:

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS