Lengua española

El juguete ya no solo entretiene

¿Qué es un juguete? ¿Qué se espera de los juguetes? ¿Cuál es la misión del juguete? Parece que todas estas preguntas merodeaban en la cabeza de los académicos de la lengua española.

El juguete ya no solo entretiene

" Jugar es un derecho, fundamentalmente porque la vida infantil no puede concebirse sin juego." Los acádemicos de la RAE han modificado la definición de juguete dándole la importancia del juguete en el desarrollo evolutivo de los más pequeños.

Así ha quedado plasmado en la nueva definición de juguete que encontramos en elXXIII Edición del Diccionario de la Real Academia Española. En ella se apunta que el juguete es “un objeto con el que los niños juegan y desarrollan determinadas capacidades”. Acepción que se añade a la existente hasta el momento, que definía el juguete como “objeto que sirve para entretenerse”.

Esta nueva definición enfatiza el hecho de que el juguete, además de divertir a los más pequeños, fomenta el desarrollo de determinadas aptitudes y capacidades en los niños, tanto en su dimensión física o psicológica como en la emocional y la social, matices que la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes aplaude. Esta modificación supone un paso importante para el reconocimiento como un instrumento indispensable en el crecimiento de los niños.

¿Qué opinan los expertos de este cambio en el lenguaje?

Los Miembros del Observatorio Infantil, expertos en el campo de la pedagogía y la educación, y conocedores de la importancia del juguete para la cultura expresan su satisfacción ante el cambio. Jose Luis Linaza, miembro del OJI y catedrático de psicología evolutiva y educación en la Universidad Autónoma de Madrid, apunta “Es, sin duda, una modificación muy positiva por el reconocimiento a la importancia del juego y de los juguetes. Podría ampliarse con la referencia a capacidades específicas (intelectuales, afectivas y sociales) para resaltar el valor que el juego tiene en la infancia. A pesar de ello, sigue siendo un avance importante.”

Por su parte Gonzalo Jover, director del Observatorio del Juego Infantil, da la bienvenida a esta nueva definición en la que “se realza el valor del juguete como instrumento a través del cual los niños aprenden a introducirse en el mundo. Pero, sin despreciar, la segunda acepción, la del juguete como objeto con el que se divierten y se entretienen. Ya que justamente el valor del juguete es tan elevado porque favorece que los niños crezcan, se desarrollen y experimenten en un entorno lúdico, en el que se fomentan y potencian sus propias capacidades, desde la felicidad y la motivación”.

El juguete, transmisor de cultura

El juguete, como reconoce el antropólogo Johan Huizinga (1872-1945) en su obra Homo Ludens: “el juego es más antiguo que la cultura” a lo que otros expertos añaden, que es el primer transmisor de cultura desde hace miles de años y un instrumento de aprendizaje indispensable que permite la transmisión de valores sociales y el desarrollo de los niños.

El juego es para los niños una necesidad, y el juguete es el objeto que utilizan para ello. El juguete es el instrumento del juego infantil, porque el juego necesita de instrumentos, ya que la imaginación, inseparable de la actividad lúdica, ha de expresarse sobre algo material. En la vida de los niños, la principal función es el juego: a través de él aprenden a vivir y ensayan la forma de actuar en el mundo.

 

 

Etiquetas: aprendizaje, desarrollo infantil, juegos, jugar, juguetes

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS