Ideas

Actividades para hacer en casa con los niños y aprendan

Los juegos de clasificación con elementos cotidianos son ideales para potenciar el pensamiento lógico y el razonamiento matemático.

A menudo, las oportunidades para que nuestros hijos aprendan jugando en casa no requieren de juguetes. Con un poco de observación, mente abierta e imaginación podemos ver el enorme abanico de actividades que se puede hacer con ellos. 

Esto es especialmente útil cuando son pequeños y, por lo tanto, debemos estar más tiempo junto a ellos cuando juegan, sin despegar la vista de ellos. Llega un momento en el cual se nos pueden acabar las ideas o simplemente ya no sabemos cómo estimularles y ayudarles a divertirse

La logopeda Juliett Revello, que está detrás del espacio ABCaprendeconmigo, ha compartido recientemente en las redes sociales tres actividades para niños a partir de 2 añitos que se pueden hacer con cosas cotidianas que tenemos por casa. Son tres ejemplos de lo poco que hace falta para que un niño se motive, juegue, se divierta y aprenda. Y ninguna de las actividades requiere de juguete alguno. Sigue leyendo porque son ideas tan sencillas como geniales.

Cada legumbre en su lugar

Esta es una actividad que debemos vigilar de principio a fin por si el niño o niña quiere experimentar metiéndose las legumbres en la boca. Dicho esto, lo que recomienda hacer  Juliett Revello es mezclar distintos tipos de legumbres en un recipiente y darle varios más pequeños al peque para que vaya separando y clasificando las legumbres en función de su forma, color y textura al tacto.

Busca su par de calcetines

Otra idea genial que encima podéis seguir con menos atención si estáis al mismo tiempo haciendo alguna tarea de la casa consiste en darles un cesto con calcetines mezclados y animarles a que encuentren su pareja y los separen del resto de calcetines. No tiene peligro y es ideal para que se entretengan y desarrollen aspectos como la observación y la concentración. 

Clasificación de utensilios

La tercera actividad con cosas cotidianas de casa que propone la pedagoga Juliett Revello necesita un poco de material. Concretamente, dos folios en sucio y un rotulador o similar con el que dibujar la silueta de una cuchara y un tenedor —el cuchillo mejor obviarlo por motivos de seguridad, lógicamente—. Pégalo con un poco de cinta adhesiva y dale un puñado de estos cubiertos mezclados a tu hijo o hija para que los clasifique en función de su forma, tal y como la actividad de las legumbres.

Los juegos de clasificar objetos se pueden hacer con todo tipo de objetos en casa. La creadora de ABCaprendeconmigo propone utilizar calcetines, legumbres y cubiertos, pero podéis recurrir a fichas de distintos colores y formas (cuidado con el tamaño de las mismas para que exista riesgo de atragantamiento), objetos que recojáis en un paseo previa como piedras o conchas si estáis en la playa, o productos para reciclar en el caso de que vuestro hijo ya sea un poquito más mayor y se esté familiarizando con los distintos cubos. 

En todo caso, las actividades de clasificación son un juego fantástico para que los peques trabajen sin darse cuenta el pensamiento lógico y el razonamiento matemático.

Rubén

Rubén García Díaz

Papá de dos niñas y periodista, la mejor combinación para que broten dudas, curiosidades, consejos efectivos (también otros que no lo son tanto) y experiencias satisfactorias que compartir en este espacio privilegiado para ello.

Continúa leyendo