Tras la baja de maternidad

Alternativas a la guardería: la escuela infantil no es la única opción

¿Con quién dejaremos a nuestros hijos cuando nos incorporemos al trabajo? La guardería no es la única alternativa: los abuelos, una canguro, una “madre de día”, una amiga…

Pautas para cuando los niños se quedan con los abuelos o una canguro

Si decides no llevar a tu hijo a la escuela infantil o guardería para dejarlo con los abuelos, una madre de día o una canguro, tienes la ventaja de la exclusividad (o casi exclusividad) en la relación entre el niño y el cuidador. Favorecen el establecimiento de un vínculo, tan importante para los pequeños y se reduce la posibilidad de infecciones. Pero, como todas las opciones, tienen sus pros y contras.

Los abuelos

Si la relación con nuestros padres es buena, viven en nuestra ciudad y expresan de forma voluntaria el deseo de cuidar del bebé, son la mejor opción. Simplemente porque, de todas las necesidades de nuestro bebé, la del amor y el vínculo ocupa el primer lugar junto a la de tener cubiertas sus necesidades físicas.

Ventajas: Los abuelos ponen amor, dedicación y paciencia… y los niños amor, ilusión y alegría. Es la oportunidad de favorecer un vínculo que beneficia a abuelos y a nietos. Confiamos en nuestros padres y sabemos que nuestro hijo estará bien atendido porque se preocupan por él tanto como nosotros. Le darán los mejores alimentos, lo llevarán al parque, le hablarán continuamente. Los niños que pasan mucho tiempo con sus abuelos suelen tener un vocabulario más amplio incluso que los que están en la guardería.

En contra: Los abuelos tienen derecho a “malcriar” un poquito al niño. Eso no supondrá un problema si nosotros ejercemos nuestra paternidad de forma responsable.

La canguro

En su libro “Trabajamos, ¿quién cuidará de nuestros hijos?' (Editorial Edebé) el pediatra Santiago García-Tornel describe los pasos que hemos de dar para contratar a una canguro:

  1. Es importante conocerla en una entrevista, pedirle referencias y comprobarlas. Además de conocer su currículum, en dicha entrevista le haremos preguntas prácticas y obtendremos una primera impresión muy valiosa.
  2. Con el niño delante, podremos observar cómo la acepta y cómo se relaciona ella con él.
  3. Debemos saber cuánto tiempo piensa pasar con nosotros: para el niño no es bueno cambiar.
  4. Si decidimos contratarla, definiremos sus responsabilidades y horarios.

Ventajas: El niño está en su propia casa, al cuidado de una persona dedicada a él por entero.

En contra: Contar con una baby sitter en exclusiva tiene un coste elevado. Y no siempre es fácil encontrar a una persona de confianza.

Una amiga

Ventajas: La opción es más asequible, además, conocemos a la persona y es de confianza.

En contra: No es una persona formada y quizá tampoco tiene experiencia personal en el tema (si no ha sido madre). Pero la principal dificultad es que la amistad puede limitar nuestra sinceridad: ¿podremos decirle todo lo que queremos que cambie, los hábitos que nos irritan? ¿Respetará nuestras normas? Una clave: si vamos a contar con una amiga debemos hablar antes de los problemas que pueden aparecer y hacer un contrato formal como con cualquier otra canguro.

Madres de día

Es una opción cada vez más extendida en el resto de Europa (solo en Reino Unido hay unas 80.000) y, poco a poco, en España. Se trata de mujeres maduras que en muchos casos ya han sido madres, “con criterio”, apunta el pediatra Santiago García-Tornel, formadas en pedagogía, que acogen y atienden a tres o cuatro niños en un hogar, normalmente una casa amplia tipo chalé.

Ventajas: La madre de día es una mujer que defiende que el pequeño pase sus primero años en un núcleo pequeño, lo más parecido a un hogar. Los niños están en contacto con otros niños, pocos, lo que favorece la relación entre ellos y minimiza el riesgo de enfermedades.

En contra: Esta opción aún no cuenta con subvenciones, por lo que el precio puede resultar elevado para algunas familias. Es similar al de una Escuela Infantil privada; depende de dónde está el hogar, su precio ronda entre los 450 y los 520 euros, más o menos. Es una opción en expansión, pero aún no hay muchas madres de día; es posible que la busquemos en la zona en la que vivimos y no la encontremos.

 

 

Etiquetas: abuelos, canguro, cuidados bebé, escuela infantil, guardería

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS