Bilingües

Bebés nacidos en el extranjero: ¿cómo educar en los dos idiomas?

¿Uno le habla en inglés y otro en español? ¿Le hablamos los dos en español? Solucionamos tus dudas con respecto a la educación de los niños bilingües y biculturales.

idiomas

En los últimos años muchas parejas españolas han emigrado a otros países para conseguir unas mejores condiciones laborales. Sus hijos, nacidos en el extranjero, tendrán la inmensa suerte de crecer en un entorno en el que, además de la lengua de los padres, se habla otro idioma, en muchos casos el inglés.

¿Cómo compaginar la educación en los dos idiomas? ¿Debe uno de los padres hablar siempre en la lengua extranjera para que el niño se vaya acostumbrando y no tenga problemas de integración cuando vaya al cole? Ellen Bialystok, profesora de psicología en la Universidad de York (Toronto, Canadá), nos tranquiliza indicando que el aprendizaje de ambos idiomas se debe realizar de forma natural: “No creo que debamos poner reglas al respecto. Si los padres están más cómodos hablando en español, es lo que deberían hablar, porque además ayudará a que los niños conserven este idioma. Si están viviendo en un país de habla inglesa, el inglés lo van a acabar aprendiendo de todas formas”, indica la experta. Lo que sí que es importante es no confundir al niño: que cada persona le hable siempre en el mismo idioma, nada de hablarle unas veces en inglés y otras en español.

¿Y qué pasa si los padres no dominan el inglés y tienen problemas para ayudar a los niños con los deberes, por ejemplo? Lo mejor es pedir consejo en el centro escolar. Vivimos en una sociedad cada vez más multicultural, y en algunos colegios quizás existan clases de refuerzo o algún tipo de apoyo para estos casos.

Las ventajas de ser bilingüe

Ante todo, lo importante es darse cuenta de la inmensa suerte que tienen estos niños: controlar dos idiomas no solo les abrirá puertas en el futuro, sino que las ventajas de ser bilingüe van mucho más allá: “los niños bilingües tienen un control más avanzado de la atención que los monolingües: son capaces de cambiar rápidamente de tarea sin distraerse y de concentrarse mejor en la información más relevante. Todo esto les hace tener un rendimiento escolar más alto”, nos explica Bialystok.

No hay que obsesionarse con el aprendizaje del segundo idioma: el niño va a ir al cole, va a vivir y se va a relacionar en un país en el que se habla esta lengua, por lo que la adquirirá de forma natural. Además, también es importante preservar el idioma y la cultura de la que se proviene: esto ayudará a los niños a mantener los lazos con la familia y amigos de España.

 

Etiquetas: aprender idiomas, aprender inglés, bilingüe, educación, educación bilingüe, estimulación

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS