Gestión emocional

¿Cómo ayudar a los niños a manejar la ansiedad ocasionada por la pandemia?

La pandemia por COVID-19 está dejando más problemas de salud mental infantil y juvenil de lo que nos gustaría. Te enseñamos cómo gestionar los niveles de ansiedad que puede desarrollar tu hijo.

En marzo de 2020 los niños dejaron de ir a clase pensando que serían quince días . “Unas vacaciones largas”, decían algunos por entonces. Sin embargo, lo que se tomaron como unos días de descanso pasaron a ser casi tres meses de encierro en casa (confinamiento) en los que tuvieron que pasar de ver las caras diariamente a sus compañeros y profesor a verlos a través de una pantalla.

ansiedad en niños
Fuente: iStock

Sin comerlo ni beberlo dejaron de ir al parque, de ver a sus abuelos y a sus familiares, a vivir constantemente pegados a la televisión viendo cómo los contagios no paraban de subir, tuvieron que acogerse a unas normas de contención (como llevar un accesorio llamado mascarilla que les protegía del ‘bichito’) y a salir solamente con sus padres, incluso, con un horario de paseo.

Aquello que vivieron sigue a día de hoy: viven con tal miedo a enfermar y contagiar a sus abuelos y seres mayores que, incluso, mienten en la escuela con los síntomas, pues saben que si dicen que están malitos tendrán que ir a casa y sus padres no podrán ocuparse de ellos porque tienen que trabajar, así que deberán quedarse con sus abuelos, aún sabiendo que pueden contagiarlos.

Todo esto no está pasando desapercibido en ellos. Estamos viendo cómo la salud mental infantil y juvenil se deteriora, mientras los contagios tienen cada vez una tendencia más a la baja. “Es probable que queden secuelas, recuerdos o costumbres como consecuencia de la pandemia y que tienen que ver, sobre todo, con el miedo a contraer otras enfermedades, a que aparezcan nuevos virus o a la importancia del ahorro”, nos contaba Mercedes Bermejo, directora de Psicólogos Pozuelo, hace unos meses.

Ansiedad infantil: la otra consecuencia de la pandemia

“La salud mental de niños y adolescentes se está deteriorando”, advertía la Asociación Española de Pediatría a propósito del aumento de las urgencias mentales que han visto desde otoño de 2020: un 50% más desde que empezó el confinamiento.

“La incertidumbre, el exceso de noticias e información, la distancia social, la ausencia de rutinas, el ritmo irregular del sueño o el  abuso de las pantallas son algunos factores de riesgo para el bienestar de la salud mental”, advierte el mismo organismo.

Ahora hemos querido volver a preguntar a Mercedes Bermejo cómo afectará esta ansiedad a la que estamos sometiendo a los niños en el futuro: “Podemos tener en cuenta estudios que hablan de que el 75% de los problemas de salud mental en la etapa adulta encuentran su origen en la infancia”, nos cuenta. De acuerdo a ella se posicionaba también la presidenta de la Sociedad de Psiquiatría Infantil de la AEP, quien recordaba que la mayoría de enfermedades mentales cursan por brotes.

“Es completamente necesario garantizar y asegurar la protección de la salud mental en la infancia”, denuncia Bermejo. “Los niños no son adultos en miniatura, si no que tienen una serie de características que conviene tener en cuenta en la vinculación con ellos para poder transmitirles la paz y la tranquilidad que es tan importante para ellos”, prosigue.

¿Cómo ayudar a los niños a manejar su ansiedad?

“Vivimos en una sociedad ‘adultocratizada’ donde los adultos decidimos, elegimos y no tenemos perspectiva de la infancia. Nos cuesta agacharnos, ponernos a su nivel, entender sus características evolutivas y, por tanto, transmitirles la protección que necesitan”, explica Bermejo.

Por eso, al preguntarle por el ‘secreto’ para que esa ansiedad con la conviven en la actualidad no les afecte en su futuro, es tajante al afirmar que hemos de transmitirles mensajes de calma y seguridad, de acompañamiento emocional a través de una buena educación emocional y del amor incondicional. “En estos tiempos de pandemia nos hemos visto expuestos a estrés y ansiedad que, sin darnos cuenta, hemos transmitido a los más pequeños, transmitiendo exceso de información y sin explicarles, por lo que ellos han hecho su propia interpretación generando angustias, miedo y mucha ansiedad”, explica. De acuerdo a sus palabras, si esa ansiedad no se trata puede derivar en problemas de salud mental posteriores.

Juegos para manejar la ansiedad infantil

Así que, además de preguntarle por ese secreto, también hemos querido que nos cuente, en formato práctico, algunas actividades que puedan ayudar a las familias. Juegos enfocados a reconocer las diferentes emociones pues, según ella, ese es el primer paso para poder hacer frente a la ansiedad: saber qué está pasando.

Estos son los juegos que, a ojos de la experta, podrían venir de maravilla:

  • Los cuentos, una buena ayuda: Recomienda la enciclopedia infantil ‘Plantánimals’, un cuento interactivo en el que los niños encontrarán juegos, manualidades y actividades para aprender a gestionar las emociones.
  • Cualquier material que permita hacer manualidades con las que evadirse: pinturas, ceras, pinturas de dedos, arcilla o plastilina
  • En un momento de exceso de malestar, podemos jugar al ‘Las estatuas’ para que aprenden poco a poco a controlarse
  • Juegos de habilidades sociales con los que puedan aprender empatía, a ponerse en el lugar del otro y también a reconocer las diferentes emociones de los demás.

De lo que se trata de es normalizar todo lo que tiene que ver con la gestión emocional para que, en momentos de ansiedad, puedan tener esas herramientas de gestión que les ayude”.

Marta Moreno

Marta Moreno

La responsable de la web de Ser Padres está especializada en temas de salud infantil, crianza, embarazo, psicología y educación, desarrollando la mayor parte de su carrera profesional en Ser Padres y otros medios orientados al mundo educativo. Es graduada en Periodismo y en Publicidad y Relaciones Públicas con máster en Marketing Digital, Comunicación y redes sociales.

Continúa leyendo