Llanto del bebé

¿Debo coger en brazos al niño cuando llora?

4 minutos

Debemos diferenciar cuando lo hace por necesidad y cuando lo hace para llamar nuestra atención porque nuestra respuesta no debe ser la misma.

También te puede interesar: El olor de mamá tiene 'poderes' para calmar el llanto del bebé
Bebé en brazos

Hay un tema muy comentado y sobre el que me consultan mucho las mamás de atención temprana y es: ¿debo coger en brazos a mi pequeño siempre que llore? Es necesario conocer bien de lo que hablamos, de la edad a la que nos referimos y, sobre todo, ante qué situación nos encontramos.

Hay estudios que demuestran que a nivel fisiológico se producen cambios cuando una mamá coge a su bebé. Se trata de un mecanismo de defensa y el bebé se calma cuando la mamá le coge en brazos y aún más si ésta camina en lugar de estar sentada. 

Por ello, las investigaciones llegan a la conclusión de que cuando un bebé llore, la mamá debe acudir y cogerlo. Como profesional no estoy en desacuerdo, es más, me parece sano y normal que el vínculo con la madre se mantenga, se trata de una respuesta fisiológica y por ello, debemos facilitar al pequeño la posibilidad de calmarse. Además, para la mamá y el papá atender al pequeño, cogerle y acariciarle son experiencias únicas.

La verdadera polémica puede llegar a edad más avanzada. Hay un punto en el que el llanto no se da por necesidad de calmar y se usa como “moneda de cambio” de atención. Es en ese momento, debemos plantearnos que cuando abrazamos estamos reforzando esta conducta y por lo tanto satisfaciendo la llamada de atención.

Para entender este concepto voy a explicaros el aprendizaje. Aprendemos mediante la experiencia y mediante refuerzos. Si cada vez que meto la mano en un cubo recibo un caramelo, aprenderé que tras meter la mano en el cubo tengo un caramelo, lo asocio y ya siempre tras ver el cubo, veré un caramelo. Si tras llorar o gritar mi madre me coge en brazos, aprenderé, por tanto, que si lloro mamá me atiende. Es en ese momento en el que el coger en brazos no se trata de una necesidad de calma de un bebé sino se aprende como una llamada de atención o reclamo.

En esta línea, me parece interesante comentar un factor común a muchos casos que atiendo en el centro: acuden por atención temprana. Cuando no quieren algo, el recurso de los pequeños es gritar y llorar. Cuando quieren algo, el recurso del pequeño es llorar y gritar.  Es decir, siempre que quieren que mamá les solucione lo que les pasa lloran y gritan. Es en ese momento en el que debemos enseñar a los pequeños a comunicarse de una forma funcional, enseñar a decir qué no les gusta, pedir otra alternativa, pedir más o pedir ayuda siempre de una forma funcional y autónoma, ya que la comunicación será la llave que le abra las puertas en cada una de las áreas a las que deberá enfrentarse.

Volviendo por tanto al inicio de coger en brazos a los bebés, la respuesta es clara. Es una respuesta fisiológica del bebé, atiende al latido del corazón de la mamá, su temperatura y el bebé lo traduce como seguridad y por ello, se calma. Cuando un bebé llora, debemos atender a su necesidad y cogerle no es contraproducente.

Cuando el niño crece y observamos en qué contexto y con qué finalidad llega el llanto, debemos tratar de modelar la respuesta de nuestro pequeño, ya que es muy importante que sepan comunicar su necesidad sin acudir al llanto o grito. Por supuesto, para las mamás y papás es imprescindible entender que un abrazo se traduce como protección. Si ante una llamada de atención o un momento de bloqueo nosotros abrazamos, estamos reforzando este estado.  Por supuesto, cuando los bebés crecen no debemos retirar el cogerles, abrazarles, acariciarles y calmarles mediante el contacto. Siempre en una relación sana debe darse coger a los pequeños y disfrutar de ellos, se trata de no enseñar al bebé la relación entre llanto-dificultad con abrazo y protección, sino llanto-dificultad con ayuda ante la resolución del problema y modelo ante las necesidades.

Estela María Fernández Pérez es directora del Equipo Idai, cualquier duda que tngáis podéis escribirle a logopediaestelafernandez@gmail.com 

Etiquetas: bebé, bebé 1 mes, cuidados bebé

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS