Patrocinado

Deja que viaje a la selva e imagine grandes aventuras con sus animales favoritos

El arte de contar historias tiene múltiples beneficios y es una magnífica herramienta para transmitir valores, sentimientos, conocimiento, diversión y un sinfín de experiencias…Si además si metemos a los animales de por medio, una de las muchas pasiones de los más pequeños, la actividad será mágica.

¿Estás buscando una forma divertida con la que tu pequeño pueda descargar toda su energía y vitalidad? ¡Prueba a construir e imaginar historias con los bloques de construcción! Desde siempre los niños han tenido una atracción especial por escuchar cuentos, historias y a partir de aquí hacer ellos su interpretación personal.

Seguramente habréis utilizado los cuentos para enseñarles inglés, matemáticas, valores, para inculcar el amor por los animales, el medio ambiente, el hábito por la lectura o para hacer ejercicio... Hoy vamos a demostrarte cómo es posible también hacer esto a través del juego.

Todos los padres hemos contado historias inventadas para nuestros hijos, relatos para entretenerles, cuentos para dormirles, historias para tranquilizarles...y el juego de construcción es perfecto además para hacerles partícipes de estas historias y que ellos las acaben desarrollando solos. Además, los bloques de construcción invitan a los niños a crear todo aquello que puedan imaginar, reforzando su creatividad y confianza en sí mismos. Si además inventamos historias con animales, es un recurso que conecta mucho con los más pequeños, quedarán prendados.

 

Trae mundos a la vida al construir la historia

Deja volar su imaginación y creatividad a través de sus juguetes, y descubre cómo fomentarlo con el Bloquefante divertido de Mega Bloks. La imaginación aumenta de la mano de sus simpáticos animalitos de bloques que los más pequeños tendrán que montar y decorar con pegatinas. Con ellos, podrán construir sus propias historias cada vez que jueguen. Los pequeños podrán apilar, arrastrar y mover los bloques de construcción mientras dejan volar su curiosidad e imaginación creando escenarios tan mágicos como la sábana africana o la selva amazónica. Se divertirán colocando sus animales favoritos en la parte trasera del elefante, lo que les ayudará a desarrollar sus habilidades motoras, y así crearán un desfile mientras el tambor no deja da vueltas.

Resulta asombrosa la capacidad cognitiva que pueden llegar a desarrollar los niños durante sus primeros años a través del juego. La curiosidad que incita el juego logra estimular el sentido natural de la curiosidad, el descubrimiento y el deseo de querer aprender cosas nuevas cada día.

Todo este juego además desarrolla la capacidad de resolución de problemas, ya que comprenden cómo funcionan las cosas de su entorno más cercano. Ya sean retos sencillos o complejos, jugar siempre es divertido y les hace descubrir cosas nuevas cada día. Les ayuda también a ver nuevas maneras de ver el mundo, ser capaces de imaginar y crear… Desde luego, estas son algunas de las habilidades de los grandes pensadores.