Al cole sin pañal

Dejar el pañal antes de empezar el cole: ¿respetamos el ritmo de los niños?

En muchos colegios se establece como requisito llevar a los niños sin pañal, pero ¿es esto una norma respetuosa con el desarrollo de los niños?

Siempre insistimos en la idea de lo importante que es respetar el ritmo de cada niño, comprender su desarrollo emocional, madurativo y cognitivo y no tratar de imponer comportamientos o conductas por el mero hecho de que otros niños de la misma edad lo hagan. Las comparaciones son odiosas, pero además pueden ser muy perjudiciales.

La retirada del pañal es un paso importante en el desarrollo de nuestros hijos y, como tal, no siempre es fácil. Una de las dudas más frecuentes entre los padres es saber cuándo es el momento o la edad adecuada para retirar el pañal, sin embargo, la respuesta más lógica a esta pregunta es que no hay una edad concreta fija ni un momento óptimo: no todos los niños están preparados para hacerlo a la misma edad y lo natural es respetar su propio ritmo. También hay que decir que es cierto que un alto porcentaje de niños suelen aprender a controlar los esfínteres entre los 2 y los 3 años, estando preparados entonces para abandonar el pañal, pero este proceso madurativo es muy personal. Además, hay algunas pistas que nos ayudan a saber si el niño está preparado para dejar el pañal, como si ya es capaz de identificar si tiene pis o caca, si puede estar sentado durante unos minutos, si se esconde para hacer sus necesidades, si puede sentarse en el orinal, ponerse de cuclillas o si permanece ya varias horas seco o tiene un horario más concreto para hacer las deposiciones. También hay que tener en cuenta que, en muchos casos, el niño sí sabe cuándo está preparado para hacerlo. Llega un momento en el que les resulta incómodo el pañal, les da calor, les molesta o simplemente quieren imitarnos e ir al baño, como los adultos. En ese momento el niño está preparado para la retirada del pañal.

Sin embargo, muchos padres pasan por una etapa verdaderamente estresante cuando intentan retirar al niño el pañal por necesidad sin obtener buenos resultados con el siguiente agobio: nuestro hijo empieza el cole en septiembre y las normas del centro son claras, el niño debe haber abandonado el pañal antes del inicio del curso, por lo que una recomendación muy extendida es retirar a los peques el pañal durante el verano previo al inicio del primer año de cole de los niños.

En el colegio no cambian pañales

Muchos colegios tienen por norma que los niños deben controlar los esfínteres e ir sin pañal al colegio. Hay que tener en cuenta que muchos niños no tienen ni los 3 años cuando empiezan el cole, además de lo que ya hemos comentado: estar preparado para dejar el pañal es un proceso madurativo, no educativo, por lo que un niño está preparado para ello no cuando el colegio, ni los padres digan, solo lo está cuando su desarrollo se lo permite.

Los motivos que se utilizan en muchos colegios para acogerse a esta norma es que no disponen de cambiador o de auxiliares que puedan echar una mano a los profesores en este tema. Es cierto que los profesores no pueden estar cambiando el pañal a todos los niños (que no son precisamente pocos por clase ni decimos que sea tarea suya hacerlo) y dejando de dar clase para dedicar su horario lectivo a cambiar pañales, eso es evidente. Sin embargo, en muchos centros la norma es que si los niños se hacen pis o caca encima, llaman a los padres para que vayan a cambiarles. Esta medida es polémica ya que supone, en primer lugar, un trastorno para el niño, que debe permanecer así hasta que llegan sus padres para cambiarle y, en segundo lugar, una medida que hace flaco favor a la conciliación, ya que los padres tienen que salir del trabajo en ese momento para ir a cambiar a sus hijos. En otros centros, sin embargo, existen auxiliares que se encargan de cambiar de ropa a los niños si se han hecho pis o caca encima, depende de cada centro y de su organización interna. Además, en algunos casos, también depende del profesor, ya que muchos de ellos sí cambian a niños si se han hecho sus necesidades encima.

¿Qué podemos hacer?

En primer lugar intentar no agobiarnos, siempre hay solución. Antes de elegir colegio, debemos informarnos de cómo son las normas en este sentido en el centro y podemos, si está en nuestras posibilidades, decidirnos por aquellos que tengan una normativa menos estricta.

En segundo lugar, si llega el inicio del curso y nuestro pequeño no ha conseguido controlar los esfínteres, debemos hablar con el colegio para tratar de buscar una solución. En muchos centros hay auxiliares contratados para cambiar a los niños de Infantil en estos casos. Otros maestros de Infantil, relatan que en algunos colegios es el ayuntamiento el que contrata a una persona para esta tarea. Hablar con el AMPA y tratar de llegar a algún acuerdo o medida común también es buena idea, ya que no se tratará del caso de un niño aislado, sino que serán varios los que se encuentren en la misma situación, lo que hace que en algunos centros sea el AMPA el que se encargue del salario de una persona contratada para este fin. Son muchos los colectivos de padres y asociaciones que luchan en las administraciones para lograr que en los coles se pongan figuras de apoyo y conocer esas iniciativas también es de gran ayuda.

foto firma

Cristina Cantudo

Soy periodista y mi pasión es comunicar, conectar con la gente y convertir en palabras las ideas. Soy amante de la lectura, la poesía, me encanta viajar, descubrir y aprender. Intentaré compartir con vosotros todo lo que me resulte interesante y emocionante.

Continúa leyendo