Educación

El juego simbólico en la escuela infantil

3 minutos

Jugar es la actividad principal que los niños hacen en la escuela infantil cuyo fin es entretenerles o divertirles mediante el cual ejercitan alguna destreza o capacidad.

También te puede interesar: Juego heurístico: ¿qué es y por qué es importante?
El juego simbólico en la escuela infantil

Cuando el juego que se realiza es simbólico los objetos que se utilizan para llevarlo a cabo tienen un significado añadido, donde de algún modo sufren una transformación para poder simbolizar otros objetos que no están ahí. Algo que también ocurre con las conductas.

Es, por tanto, una práctica importante en la infancia que posibilitará crear otros mundos, jugar a ser otros, transformar las cosas, etc. que son conductas fundamentales y necesarias para el buen desarrollo del niño.

Cómo se desarrolla

El juego compartido del niño, primero con la madre y después con sus iguales es el punto de partida en el que debemos fijarnos. No se puede dar el juego simbólico en el niño si antes no ha habido, ni hay juego compartido.

La edad en la que los niños tienen capacidad para simbolizar es a los 2 años y se desarrolla a lo largo de la infancia mediante el lenguaje. Lo que hace que el juego simbólico sea cada vez más complejo.

Gracias al lenguaje los niños que comparten el juego pueden llegar a acuerdos mediante los que se establecen las normas del mismo. A lo largo del desarrollo, los niños se van haciendo más mayores y ganan en capacidad para dotar al juego de mayor complejidad, pasando a ser de un juego individual (desde los 12 meses a los 2 años) a un juego grupal (a partir de los 2 años). Este proceso hace del juego simbólico ser algo decisivo en la socialización.

El juego simbólico como instrumento de aprendizaje

El juego simbólico además de servir para pasarlo bien y de tener una función socializadora también sirve como un vehículo de aprendizaje.

Hasta la edad de 6 años, este tipo de juego es un gran instrumento de aprendizaje y una herramienta clave dentro del aula en las escuelas.

Se pretende que el aula se organice en rincones de juego simbólico. Con ellos, se permite la distribución de los niños en pequeños grupos, cada uno de los cuales realizan una determinada tarea con la que se persigue el desarrollo de los distintos aprendizajes del niño en función de sus necesidades, se fomenta su autonomía, estimulan la investigación, la creatividad, la curiosidad y la imaginación, favorece el aprendizaje con los demás y el respeto a las normas, además permite su integración y socialización.

Estos rincones se construyen rigiéndose por unos principios:

1. Es importante que el rincón esté físicamente delimitado. Es decir, que sea un espacio claro y limitado por elementos que marquen límites como por ejemplo una pared, una estantería, etc.
2. Debe ser polivalente. Los materiales no deben ser demasiado estructurados
3. Debe aparentar lo que representa. Construir un contexto que indique la dirección adecuada para que los pequeños utilicen su imaginación hacia lo que se pretende.
4. Aclarar los roles de cada niño antes de empezar a jugar. Aunque luego cambien los roles es importante que sepan cual es el papel que tienen que desempeñar y lo tengan claro.

La función terapéutica del juego simbólico

Con el juego simbólico se pretende que el niño imite situaciones de la vida cotidiana de los adultos. Pero, además, es una vía que podemos sugerir al niño para que pueda para proyectar sus miedos, tensiones y conflictos internos mediante él.

Este tipo de juego se puede usar para ofrecer al niño un espacio en el que mediante el juego se pueda favorecer el desarrollo emocional, cognitivo y las habilidades sociales del niño. Por ello, es una muy buena herramienta que podemos utilizar cuando surgen dificultades a estos niveles.

Etiquetas: 2 años, 3 años, 4 años, 5 años, 6 años, aprender a hablar, aprender valores, aprendizaje, educación, educación infantil, escuela infantil, guardería, juego educativo, juegos, juegos en familia, jugar

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS