Método para aprender matemáticas

El método Singapur: aprender matemáticas de forma fácil

3 minutos

El experto en “matemáticas asequibles” Yeap Ban Har, asegura que existe una forma de enseñar esta asignatura basada en compartir ideas, no en memorizar.

También te puede interesar: Inteligencia Matemática: niños que saben resolver problemas
El método Singapur: aprender matemáticas de forma fácil

“Hay que crear un ambiente de enseñanza donde se valoren las ideas más que las respuestas mecanizadas”, afirma Yeap Ban Har, doctor en educación matemática por la Universidad Tecnológica Nanyang (Singapur) y profesor en el Instituto Nacional de Educación de este centro. Es un referente mundial del modelo Singapur de matemáticas.

Muchos alumnos españoles tienen pánico a las matemáticas, una asignatura “difícil” desde el primer año de colegio. Pero esta valoración no está generalizada. Existen países como Singapur donde es realmente difícil que un niño suspenda esta asignatura. De hecho, utilizan un sistema de enseñanza que lleva su nombre: el método Singapur.

Yeap Ban Har, referente mundial en la aplicación de educar matemáticas de forma sencilla, explica a Ser Padres los secretos de su éxito en un país con los mejores resultados en pruebas educativas internacionales, como el informe PISA.

¿En qué consiste el método Singapur? ¿Dónde radica su éxito?

En realidad no existe un método propiamente dicho. Se trata más bien de una forma de enseñar. Busca que los  profesores trabajen en equipo con los alumnos, que escuchen sus ideas para la resolución de los problemas en lugar de hacerles memorizar. Y este enfoque del  aprendizaje convence por igual a docentes y niños. De hecho, muchos adultos reconocen que hubieran deseado aprender las matemáticas de esta manera.


En Singapur ha triunfado pero… ¿Es fácil de aplicar en cualquier país?

No es sencillo, pero sí posible. Los importante es la formación y contar con directores fuertes en los colegios. Ha triunfado en los centros que cuentan con líderes fuertes que facilitan el aprendizaje.

¿A partir de qué edad puede comenzar a emplearse?

Desde la escuela primaria, desde primero, o incluso desde la escuela infantil, si el niño asiste a una.

Pero parece un tanto difícil en un país como España, con 30 alumnos por clase. ¿Cómo pueden los profesores realizar una escucha activa en estas condiciones?

30 es un número perfecto. De hecho en Singapur los alumnos por aula llegan a 40. El aprendizaje será adecuado si los educadores animan a los estudiantes a trabajar juntos en grupos, a escucharse. Está claro que al debatir en clase aprenden a respetar el turno, a compartir ideas y puntos de vista. Los pequeños deberían tener la oportunidad de explorar cuando descubren una nueva idea, utilizando en clase objetos y materiales concretos para desarrollarlo.

Entonces… ¿Necesitan los docentes un entrenamiento especial?

Tienen que aprender a cambiar su mentalidad sobre las matemáticas y entender que implican pensar y calcular, y que todos los alumnos pueden aprenderlas. Hay que desterrar la idea de que las matemáticas son procedimientos, memorización y cálculos tediosos.

¿Pueden los padres apoyar la metodología desde casa?

Seguro que sí, aunque creo que el papel de la enseñanza de las matemáticas debe recaer en los colegios. Los padres pueden apoyar a sus hijos como padres que son, pero no se puede esperar que enseñen a los niños materias escolares, que deben aprender en clase. Eso sí, la falta de confianza de los padres hacia los profesores no ayuda. Para que la educación funcione, su relación debería ser fluida, de compañeros y aliados.

¿Pueden ayudar las nuevas tecnologías?

Su rol debe ser el de apoyar y ayudar a los profesores, por ejemplo, en casos en que necesitan animación para explicar algún concepto. Pero no son indispensables y se puede dar clase sin utilizarlas. Eso sí,  no hay que negar su utilidad de guías para los profesores, que aprenden (por ejemplo) a través de vídeos de tutoriales.

Las diferencias de resultados en el informe PISA son muy significativas. ¿Puede que es un reflejo fiable de la educación de cada país?

Es un indicador. Aunque no lo cuenta todo sí tiene claras implicaciones económicas.

Y con este panorama, ¿debemos ser optimistas respecto al futuro de la educación? ¿Hacia dónde caminará?

Sí. Hay que ser positivos. Creo que comprendemos mejor lo que ocurre fuera de nuestro hogar y debemos aprender unos de otros. De hecho, la educación será la variable clave para el desarrollo económico de los países. Es una de las ideas de “Mind Over Matter: Conversations with the Cosmos”, un libro de K.C. Cole, que comienza con el debate sobre cómo la mente crea la realidad y al mismo tiempo la confunde.

Etiquetas:

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS