Patrocinado por Kids&Us

El papel de los padres en el aprendizaje de tu hijo, clave para Kids&Us

Asistimos a las clases de inglés en la academia Kids&Us y comprobamos la importancia de los papás en clase.

Los padres preocupados porque sus hijos aprendan inglés desde chiquitines encontrarán una buena solución en la escuela Kids&Us. La que escribe este artículo tiene una hija de dos años, Lola, que lleva asistiendo a Kids&Us desde los 11 meses. Queríamos brindarle la mejor oportunidad de saber un idioma, como el inglés, casi como su lengua materna.

¿Cuál es el papel de los padres hacia el inglés?

Durante el primer curso en Kids&Us, bautizado como Mousy por ser el personaje central del año, uno de los padres debe acompañar a su hijo durante todas las clases del año. Este curso está enfocado a niños de 1 a 2 años. También deberemos acompañar a nuestros hijos durante el primer trimestre del segundo curso, Linda.

¿Por qué es importante la presencia de los papás en clase? Lo primero, para ser testigos y formar parte del aprendizaje. Lo segundo, y no menos importante, para lograr conseguir sacar el máximo potencial del niño. El vínculo padres-hijos es muy fuerte y ayuda a involucrar al niño en las actividades que se plantean durante las clases semanales de 45 minutos. El tándem padres-profesorado es de lo más efectivo. Los padres somos los que mejor conocemos a nuestros hijos y los que más seguridad les aportamos, y la profesora, la que mejor puede enseñarles inglés. Además, el padre o la madre aportan el punto afectivo, cariñoso y cercano al aprendizaje del inglés, una buena manera de introducirles en este nuevo idioma.

Como son muy pequeños, somos los padres los que debemos ponerles límites marcando lo que está y no está permitido durante la clase. Por ejemplo, la profesora entrega un juguete a cada uno de ellos durante una actividad. Somos los padres los que debemos acostumbrarles a devolverlo en el momento en que lo reclama la profesora.

¿Qué pasa si los padres no saben inglés?

¡Absolutamente nada! De hecho es una buena oportunidad para ponerse en la piel del niño. Con motivación, buena voluntad y esfuerzo, los padres que no saben inglés podrán aprovechar al máximo esta ocasión para aprender en familia. Los profesores hablan lentamente y de forma expresiva, siempre mirando a los niños, así que en ningún momento (si es vuestro caso) sentiréis la vergüenza por no saber inglés. Eso sí, en clase a veces los padres debemos repetir lo que dice la profesora, pero son frases cortas y sencillas, que escucharéis cientos de veces. ¡No os preocupéis! Como la repetición es clave en el aprendizaje, oiréis las mismas canciones y expresiones cientos de veces, os las acabaréis sabiendo al dedillo. Una de las grandes vivencias de ser padres es que nos hacen regresar a nuestra niñez, así que dejemos en casa la vergüenza para sacarle partido a esta oportunidad.

Más información: Kids&Us

 

Ana Palicio

Ana Palicio

Soy periodista y madre de una niña y un niño. Si algo he aprendido con ellos, es que me queda mucho por aprender. Soy una asturiana por el mundo, que vive en Madrid. Me gusta viajar, lo nuevo, los museos, salir y entrar...Trataré de mostrar todo lo que me inspira, ayuda y divierte.

Continúa leyendo