Escuela infantil

¿Está preparado para quitarle el pañal?

2 minutos

A veces los cuidadores creen que es el momento de comenzar a retirar el pañal al niño y los padres piensan que todavía no está preparado.

retirar pañal escuela

A veces sucede que desde la escuela infantil y desde casa, no se tiene la misma percepción sobre la madurez alcanzada por el niño para empezar a quitar el pañal. Para saber si el niño está en su momento, si ha adquirido la maduración neurológica y psicomotora necesaria, padres y educadores deben comprobar que se cumplan los siguientes indicadores:

  • El peque debe tener control del movimiento y del equilibrio para poder agacharse, sentarse y levantarse solo.
  • Debe distinguir si está mojado o seco, sucio o limpio, y comunicárselo al adulto (con palabras o gestos).
  • Ha de ser consciente de que el pis y la caca son producto de su propio cuerpo y no algo que aparece en su culete por arte de magia.
  • Tiene que ser capaz de retener la orina durante, aproximadamente, un par de horas. Esto lo comprobaremos viendo si el pañal está seco entre cambio y cambio.

Además de estos indicadores, el niño tiene que darse cuenta de lo que le estamos pidiendo y tener ganas de ajustarse a esa solicitud. A ellos les gustaría usar esta nueva habilidad (la de retener o empujar a voluntad) para divertirse y jugar, pero la demanda sociocultural impone sus normas:

  • El pis y la caca no pueden hacerse donde a uno le plazca, sino que hay que depositarlo en un lugar específico (WC o el orinal).
  • A veces hay que posponer la expulsión hasta el momento oportuno («aguanta hijo que ya llegamos a casita!»).
  • Otras veces les pedimos que lo hagan antes de sentir la necesidad («anda cariño, a ver si te sale un pis que vamos al autobús»).
  • Y, por último, no comprenden por qué deben desprenderse de los productos excretados: si tanto nos gusta su pis o su caca, ¿por qué hay que tirarlo enseguida?

Por supuesto que si se tienen criterios diferentes, hay que hablarlo con los educadores y llegar a pautas comunes de acción, pues de lo contrario volvemos locos a los niños. Lo prioritario es que en casa y en la escuela se sigan los mismos pasos.

En ningún caso conviene forzar el inicio del proceso: cada niño tiene un ritmo que hay que respetar. Pero tampoco debemos dormirnos en los laureles y no empezar cuando el niño ya está preparado. Escuchemos al niño: él nos indicará cuando es el momento.

 

Etiquetas: 2 años, dejar el pañal, escuela infantil, niño, pañal

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS