10 claves para acertar

Guía útil para elegir la escuela infantil

Te indicamos qué aspectos debes tener en cuenta a la hora de elegir la mejor guardería para tu hijo. Es su primer centro escolar, en el que estará hasta que cumpla tres años.

escuela_infantil

Son pequeños y no hablan, algunos ni siquiera caminan o gatean todavía, por lo que se cree que sus demandas educativas no serán muchas. Nada menos real. Esos tres primeros años son claves para la formación de su personalidad su autoestima, su visión de sí mismos y la manera en que van a enfrentarse al mundo. Por eso no se trata de encontrar un sitio donde aparcar a los niños mientras los padres trabajan.

Pilar García Sanz, psicopedagoga y directora de la escuela infantil Los 100 Lenguajes, nos da algunas pistas sobre los criterios a tener en cuenta a la hora de buscar un centro.

1. La primera impresión

Déjate guiar por tu percepción y tu intuición. La primera impresión, así como el ambiente que se respira en el centro escolar, son importantes. ¿Existe un clima de amabilidad, tranquilidad, respeto y cariño?

2. La situación


¿Está cerca de casa o de tu trabajo? Por muy maravilloso que sea la escuela infantil, si tienes que hacer malabarismos para llevarlo cada día es posible que no te compense.

3. El proyecto educativo

No todos son iguales y la familia tiene que comprobar si está de acuerdo o no con su forma de entender la crianza y la educación.

4. Actividades

Las necesidades básicas de los niños no son solo comer y dormir. Necesitan cariño, que se respeten sus ritmos, relacionarse y poder experimentar y explorar con libertad y seguridad. Por eso el juego libre (más que las fichas dirigidas) debe ser protagonista en esta fase del aprendizaje.

Después, piensa en las particularidades y actividades que ofrece y que más valoras: que tenga huerto, cocina propia, pizarras digitales, que fomente las actividades extraescolares …

5. Sus cuidadores

El personal debe ser cualificado. Cuanto más estable sea y menos rotación haya, mejor. La satisfacción laboral de los empleados también redundará en la mejor atención de los niños. La proporción de niños por educador debe ser como mucho el máximo que marca la legislación (esto es, 8 niños en la clase de 0-1, 13 en la clase de 1-2 y 20 en la clase de 2-3).

6. El espacio

Los espacios deben ser amplios, limpios, acogedores, seguros, con luz natural y sin barreras arquitectónicas. Deben ofrecer la motivación suficiente, sin estar saturados de colores y decoración. Son importantes las zonas destinadas a psicomotricidad, con materiales variados, como telas, cuerdas, aros, pelotas, colchonetas, túneles de gateo, bloques apilables, etc.

El patio suele contar con arenero, cubos y palas (¡fundamentales!) y columpios seguros y adecuados para su edad.

7. Participación

Valora la presencia de un AMPA (Asociación de madres y padres de alumnos) activo, las actividades que incluyan la participación de las familias y una comunicación fluida con los educadores.

8. Referencias

Las opiniones de otros padres que ya hayan probado ese centro y su grado de satisfacción puede resultarte muy útil.

9. Enseñanza pública o privada

Las instalaciones, tamaño del patio y ratio de cuidadoras por niño, suelen ser mejores los de la escuela pública. Sin embargo las privadas son más flexibles en horarios de ampliación. Las primeras suelen tener mucha demanda y resulta difícil entrar. Como el proceso de solicitud de reserva se abre en marzo o abril, aún tienes tiempo para elegir una privada alternativa.

10. El coste económico

La escuela infantil privada ronda los 365 € mensuales de media que puede llegar a los 540 € (más la matrícula), si sumamos la ampliación de horario y la comida. El precio medio de una guardería pública es de 205 € mensuales con todo incluido.

Las comunidades autónomas ofrecen distintas ayudas y subvenciones para ambas opciones.

Etiquetas: bebé

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS