Juego simbólico

Jugar con marionetas y títeres es muy bueno para el desarrollo emocional de tu hijo

Son una magnífica actividad para desarrollar la empatía y poder aprender a reconocer, asimilar e interpretar las diferentes emociones en un contexto ideal para ello como es el del juego.

Uno de los recursos más interesantes para ayudar a los peques en la mejora del conocimiento y gestión de sus emociones son los títeres y marionetas. Evidentes son los beneficios de este tipo de juegos a nivel creativo y psicomotor, pero también en el desarrollo emocional ofrecen excelentes resultados.

Dice Teia Moner, artista titiritera y maga, entre otras facetas artísticas, y formadora en el ámbito de la terapia con títeres, "El espacio de juego y diversión que genera la manipulación de los títeres nos facilita la relación con los demás y crea un receptáculo que favorece el autoaprendizaje". Y es especialmente significativo el aprendizaje en el plano emocional en su opinión: "Los títeres intervienen decisivamente como mediadores de las emociones y como comunicadores naturales. La conexión directa con el usuario explica su eficacia en educación emocional". En opinión de la experta, "Este instrumento se convierte en un “alter ego” que nos ayuda a entender lo que sentimos y lo que hacemos sentir a los demás, así como llegar a comprender porque tenemos emociones opuestas entre sí ante una misma situación”. 

Al fin y al cabo, los títeres y marionetas son una herramienta de juego simbólico ideal porque les permiten a los niños y niñas ponerse no solo en la piel de otros seres, potenciado así la empatía, sino también desinhibirse hasta tal punto que “pueden interactuar con los títeres mientras comparten su capacidad de ser felices, tristes, enojados, graciosos o celosos”, exponen desde la web especializada marionetasytíteres.online. “Los niños también pueden expresar estas emociones sin molestar a nadie. Su personaje títere es el que siente estas emociones”, añaden. 

El rol o alter ego que asume el peque al jugar con un títere o marioneta, para Teia Moner “no hace peligrar el propio y esto nos permite una manifestación libre de lo que nos preocupa” y “El vínculo íntimo con el títere como prolongación del individuo fomenta un sentimiento de confianza tanto en el niño como en el adulto”. Esto, a su vez, permite a cualquier persona que juegue con marionetas y títeres acercarse o apartarse “de los estímulos que generan emociones negativas o positivas sin salir perjudicados”, siendo por lo tanto un gran aprendizaje vital para los niños, sobre todo a nivel emocional.

Otros beneficios de los títeres y marionetas

Además de potenciar el desarrollo emocional de los niños y de permitir trabajar aspectos concretos de este, los títeres y marionetas ofrecen una larga lista de beneficios a aquellos niños y niñas que juegan con ellos. Entre ellos, destacan los siguientes:

  1. Son un oportunidad inmejorable, como el teatro por ejemplo, para desarrollar la creatividad de los niños, que dejan volar su imaginación.
  2. Facilitan el desarrollo del lenguaje. Como actividad comunicativa que son, los títeres y marionetas obligan a los niños y niñas a poner en práctica el lenguaje en un contexto ideal para no tener miedo ni vergüenza, a través del juego.
  3. Mejoran la concentración y la atención. Si están motivados, como cualquier otra práctica que despierto eso en ellos, les ayudará a mejorar su nivel de atención y concentración.
  4. Habilidades sociales. Los títeres y marionetas son un tipo de juego ideal para que niños tímidos expresen sus emociones y sentimientos en un contexto que lo favorezca, pero es que además son también una oportunidad para poner en práctica habilidades sociales ya que favorecen el juego en grupo, no solo de manera individual. En este sentido es una de las actividades más versátiles que existen.
  5. Habilidades psicomotoras. Los movimientos que dan vida a títeres y marionetas requieren destreza con las manos y con los dedos en caso de que sean de este tipo las que dispongan vuestros hijos para jugar. Tienen que ser precisos y realizar movimientos finos para expresar de manera gestual lo que quieren transmitir con las marionetas, y a base de repetir mediante el juego con ellas mejorarán notablemente su coordinación motora.
Rubén

Rubén García Díaz

Papá de dos niñas y periodista, la mejor combinación para que broten dudas, curiosidades, consejos efectivos (también otros que no lo son tanto) y experiencias satisfactorias que compartir en este espacio privilegiado para ello.

Continúa leyendo