¿Con qué libros empezar?

Su primera biblioteca

Los libros pueden acompañar a nuestro bebé desde la cuna. Sus primeros meses de vida, el pequeño se lo pasará genial viendo los colores e imágenes que tienen los cuentos. Al cumplir un año se sentirá atraído por libros con diferentes texturas y sonidos. Te contamos qué libros deben tener los niños a esta edad.

A partir de los ocho o nueve meses los niños se sientan a mirar los cuentos ellos solos con más detenimiento e intentan, no sin dificultad, pasar las hojas. Ya no es necesario que papá o mamá estén ahí para ayudarles todo el rato. Eso sí, será a partir del año cuando empiecen a llamarles la atención los ejemplares con diferentes texturas y sonidos. 


Si queréis que vuestros peques se aficionen a la lectura y los libros les resulten familiares más tarde, cuando tengan unos añitos más, no desaprovechéis la oportunidad de poner a su alcance aquellos títulos que podáis desde el principio. El resultado os sorprenderá, ¡seguro!

¿Qué libros son ideales para los niños?

Para ayudaros a hacer una buena selección, tened en cuenta que para los niños son perfectos los siguientes libros: 

  • Los libros que muestran tanto objetos como imágenes que les sean familiares (animales, objetos de la casa, ropa...)
  • Los fuertes y fáciles de limpiar. Se los meterán en la boca, así que es mejor que sean resistentes y estén fabricados con materiales que no sean tóxicos.
  • Los cuentos con solapas que se puedan abrir o que tengan agujeros. Los hay incluso que llevan asas o mordedores incorporados. ¡La sofisticación de la industria del libro llega a niveles que muchas veces nos sorprenderá!
  • Los ejemplares pequeños, ligeros y fáciles de transportar. Así pueden llevarlos en su mochilita y leérselos, por ejemplo, en el parque (a los niños de esta edad les gusta escuchar los cuentos una y otra vez). Entre los 18 y 24 meses ya podemos regalarles libros de diferentes tamaños y formas, aunque aún siguen siendo más apropiados los de cartón plastificado.
  • Aquellos que contienen palabras simples en sus páginas y que hablan de actividades familiares para los niños como dormir, bañarse o jugar.

¿Y cuándo son más mayorcitos?

  • A partir del año y medio empezarán a disfrutar con los libros que tienen información sobre diferentes figuras, colores y números.
  • Es ahora cuando podemos dirigir su atención hacia los dibujos y, si es posible, señalar los objetos reales para que vean la diferencia.
  • También les encantará que escenifiquemos la historia del cuento utilizando diferentes voces, gestos, etc.

El acercamiento de los niños a la lectura más tarde pasa porque los libros formen parte de su entorno desde su más tierna infancia. Y en eso los padres tenemos un muy importante rol que jugar. No debemos tener miedo de acercarles libros ni tampoco de ir adaptándolos a sus edades y necesidades. Por supuesto, si tenemos la ocasión de sentarnos con ellos y descubrir a su lado lo que cada libro nos ofrece es más que probable que nuestros peques quieran disfrutar de la lectura, de la literatura y de ambas cosas en nuestra compañía. Sólo es cuestión de probar. No esperéis más.  

Descubre la colección 'Primeros cuentos'

También te puede interesar:

Continúa leyendo