Patrocinado

Los expertos opinan: decálogo de las capacidades que se deben estimular desde la escuela infantil

Los primeros meses de vida son cruciales para el desarrollo de ciertas aptitudes como la creatividad o la afectividad. Por este motivo, los expertos en psicología infantil se muestran favorables a una escolarización temprana que esté guiada por un equipo profesional que identifique y desarrolle al máximo las aptitudes de cada niño.

sek

Según Ana Isabel Iglesias, psicopedagoga y coordinadora de Educación Infantil de los Colegios Internacionales SEK, “lo ideal es que el colegio se comprometa a estimular al niño desde sus primeros meses en todas sus áreas de desarrollo”. En este sentido, desde la escuela se deberían potenciar las siguientes capacidades de una forma integral:

  1. Intelectual. El mayor desarrollo físico y neuronal se produce hasta los 3 años de edad, por ello, debemos considerar que el colegio cuente con un gabinete psicopedagógico y de orientación que tenga la capacidad de detectar dificultades en el desarrollo evolutivo del niño. También es fundamental que sirva para orientar a las familias para intervenir a tiempo si fuese necesario.
  2. Emocional. La inquietud innata de explorar para descubrir debe traducirse en un ambiente que abarque no sólo actividades académicas, sino también relacionadas con la inteligencia emocional. En estas edades, indica la experta, “los profesores deben actuar como guías y garantizar el desarrollo de los alumnos en todos los aspectos de su evolución personal, incluida la afectiva”.
  3. Creativa. En los primeros años de vida, la imaginación no tiene límites. En este sentido, el equipo de profesionales del colegio debería ofrecer una educación individualizada que permita reconocer el potencial de cada niño, de forma que atienda a sus necesidades básicas respetando su propia identidad.
  4. Lingüística. El desarrollo del lenguaje verbal en los diferentes niveles de edad tiene que ver con las etapas de desarrollo integral del niño y con el desarrollo físico, cognitivo y sociemocional. Los expertos consideran que es importante acompañar al niño desde el primer momento y “que imparta, al menos, media jornada en inglés”, explica Ana Isabel.
  5. Física. Cada etapa educativa debe contar con programas especializados para el desarrollo motor, sensorial, de observación y experimentación, orientados a desarrollar capacidades psicomotrices de agilidad y fuerza corporal del niño. Según la experta de los colegios SEK, la escuela debe “disponer de juguetes de arrastre y móviles, circuitos, objetos con diferentes pesos, colores y texturas”. Es de vital importancia que las aulas y espacios comunes, patios interiores, exteriores y comedor reúnan condiciones de luz natural, temperatura y espacio suficiente para desarrollar las actividades.
  6. Tecnológica. Para los alumnos del Tercer Milenio, el desarrollo de esta capacidad es básica desde edades tempranas. La utilización guiada de tablets y ordenadores resulta una herramienta más de aprendizaje que se debe ajustar en función de cada edad y de la madurez de cada alumno. “Las tabletas interactivas o pizarras digitales táctiles les ayudan a desarrollar habilidades que estarán siempre en su día a día”, aclara la experta.
  7. Social. En los primeros 3 años de vida las emociones son más sinceras y espontáneas y el vínculo que se crea con otros niños es más fuerte. Por este motivo, en las primeras etapas de la Educación Infantil el colegio debe fomentar las actividades relacionadas con la sociabilidad, el trabajo en grupo o la resolución de conflictos.
  8. Higiene y salud. La higiene es básica para la salud y el bienestar personal. De esta forma, en función del desarrollo de las capacidades motrices, se debe educar desde pequeños en una rutina diaria de acciones, como por ejemplo el lavado de manos y de dientes. “Un niño bien atendido asistencialmente estará en condiciones idóneas para seguir un buen proyecto educativo”, recalca Ana Isabel.
  9. Artística. Los colegios que ofrecen un enfoque global suelen abarcar actividades como la educación musical y artística. Es importante que todo ello se ofrezca en un ambiente que permita respetar los ritmos de actividad, juego y descanso de los niños.
  10. Solidaria. Respeto a la pluralidad y a la diferencia y adquisición de hábitos democráticos y solidarios, a partir de actividades que fomenten la comprensión y el análisis del entorno y una actitud de ayuda activa.
sek

Según Ana Isabel Iglesias, “resulta importante que el centro informe periódicamente sobre los aspectos educativos y evolutivos del niño y que se comprometa a estimular al niño desde sus primeros meses en todas sus áreas de desarrollo, con una educación integral, de forma que atienda a sus necesidades básicas respetando su propia identidad”. El complemento perfecto son las Aulas de padres, en las que expertos en nutrición, psicología, o pediatría informan a las familias sobre temas de interés general.

 

Más información en www.sek.es

CONTINÚA LEYENDO