Día internacional del Juego

Los niños aprenden a través del juego: ideas educativas para casa

El juego es tan importante en la etapa infantil que, de hecho, es la principal fuente de aprendizaje para los niños. No juegan para divertirse, juegan para aprender. ¿Cómo fomentarlo en casa?

No, el juego no es solo una cosa de niños. Es algo que deberíamos tener muy presente en el mundo de la educación infantil porque no juegan para divertirse: los niños juegan porque es su forma de aprender.

importancia del juego
Fuente: iStock

El juego es tan importante en la etapa de la infancia que, de hecho, está declarado como un derecho. En 1989, la ONU aprobó la Convención sobre los Derechos del Niño, la cual en su Artículo 31 expone que: “Los Estados Partes reconocen el derecho del niño al descanso y el esparcimiento, al juego y a las actividades recreativas propias de su edad y a participar libremente en la vida cultural y en las artes (…)”

La importancia del juego no reside en su poder recreativo, sino en su poder educativo, tal y como comentábamos al principio.

¿Cuáles son los beneficios del juego en la infancia?

De acuerdo a los diferentes expertos que han investigado a lo largo de los años el poder del juego este presenta, entre otros, estos beneficios:

  • Fomenta la creatividad y la imaginación de los niños: sobre todo, los juegos de formato ‘libre’ o de juego simbólico
  • Ayuda a trabajar las habilidades sociales, sobre todo, si es necesario jugar dos o más personas.
  • Provoca bienestar y libertad de expresión a los niños
  • Es perfecto para fortalecer y trabajar los lazos familiares. Así que no, cuando juegas con tu hijo no estás perdiendo el tiempo
  • Mejora la capacidad de aprendizaje y la facilidad de afianzar conceptos
  • Son perfectos para aprender a interactuar con el entorno que los rodea
  • Ganan autoconfianza y autoestima
  • Perfecto para aprender la capacidad de autocontrol
  • Disminuye el estrés y la ansiedad de los más pequeños

Juegos educativos que podéis aprovechar en casa

Una vez vistos todos los beneficios del juego y recordado que es un derecho que tienen los niños desde que nacen, veamos cómo podemos aprovechar su potencial los padres desde casa.

Lo primero es involucrándonos con el juego de nuestros hijos: como explicamos, jugar en familia (ya sea a un juego de mesa, de imitación o a algún juego libre) fomentar y refuerza los lazos familiares y, además, contribuye a aumentar la felicidad y el bienestar del menor.

Hemos hecho una recopilación de juegos educativos perfectos para casa (y también perfectos para jugar en familia):

  • Juegos de estrategia: este tipo de juegos fomentan el razonamiento de los niños y, por ende, sus capacidades cognitivas. Es fácil: hazte con el Dobble o descarga algún juego de parejas de la red para jugar a identificar dónde está cada imagen; las adivinanzas también pueden pasar como juego de lógica o, en cuanto a físicos, el tres en raya o el dominó son perfectos ejemplos de ello.
  • Juego simbólico: jugar con muñecos es parte del ‘juego simbólico’, entendido este como aquel en el que los niños imitan o recrean un escenario como entretenimiento. Las cocinitas, mamás y papás, imitar el médico,… Todo esto forma parte de ese juego simbólico que les ayudará a estimular el aprendizaje de competencias sociales, entre otros
  • Juegos de mesa: una de las mejores opciones para jugar en familia, que ayuda a fomentar diferentes habilidades
  • Juegos tradicionales: otra opción con muchas posibilidades educativas, lúdicas y, además, con muchas opciones para trabajar sin materiales son los juegos de toda la vida. En casi todas las ocasiones apenas necesitaréis unos cuantos materiales de fácil alcance: la rayuela, el escondite, el pilla-pilla… Todos ellos, además de ayudar a pasar un estupendo rato en familia, mejorarán la condición física del niño porque muchos implican movimiento para poder ser llevados a cabo
Marta Moreno

Marta Moreno

La responsable de la web de Ser Padres está especializada en temas de salud infantil, crianza, embarazo, psicología y educación, desarrollando la mayor parte de su carrera profesional en Ser Padres y otros medios orientados al mundo educativo. Es graduada en Periodismo y en Publicidad y Relaciones Públicas con máster en Marketing Digital, Comunicación y redes sociales.

Continúa leyendo