Pandemia y niños

Los niños nacidos en pandemia podrían tener problemas de neurodesarrollo

¿Cuáles son las consecuencias que tendrán que soportar los niños nacidos en mitad de la pandemia? Una experta aclara que su neurodesarrollo podría verse afectado.

No es algo nuevo que la pandemia esté afectando a los niños y los adolescentes en todos los niveles. Además de físicamente (recordemos que, aunque en menor medida, ellos también pueden coger la COVID-19 y, además, sufrir las consecuencias de la COVID persistente), sino también a nivel mental y emocional.

Desde otoño de 2020, los pediatras (sobre todo la Asociación Española de Pediatría) vienen alertando de un aumento de las consultas psicológicas en menores de edad. Alertan que las ideas suicidas han aumentado entre los adolescentes y que los niños pequeños están sufriendo más cuadros de depresión, estrés y ansiedad que nunca. Datos que les ha llevado a ser tajantes: “La salud mental de niños y adolescentes se está deteriorando”.

Además de ello, algunas investigaciones científicas ya han alertado de los problemas que suponen las mascarillas en los más pequeños de la casa. “Las mascarillas dificultan el entendimiento de palabras en los niños, que utilizan la boca para saber lo que decimos”, argumentaba hace unos meses Núria Este-Gibert. Pero el habla parece que no es el único perjudicado: una pediatra especializada en Psiquiatría de la Infancia habla de problemas de neurodesarrollo en niños nacidos en mitad de la pandemia.

El neurodesarrollo infantil, otro perjudicado, ¿cómo afecta la pandemia?

“En los niños nacidos al inicio de la pandemia estamos detectando un aumento de los problemas de neurodesarrollo como retrasos en el habla, retrasos madurativos o síntomas de trastorno del espectro autista”, asegura la doctora Gemma Ochando, pediatra especializada en Psiquiatría de la Infancia y Adolescencia en el Hospital La Salud y miembro de la Sociedad de Psiquiatría Infantil de la Asociación Española de Pediatría.

No es algo fortuito que el neurodesarrollo infantil esté viéndose afectado con la pandemia. “Existen varios factores que están aumentando la incidencia de trastornos del neurodesarrollo y el retraso en el diagnóstico de los mismo”, explica la doctora. Alega varios factores que están pudiendo influir en esta dificultad:

¿Hay algo que se pueda hacer?

Por suerte, de acuerdo a la profesional de El Hospital La Salud, la plasticidad neuronal de los niños permitirá revertir la situación que ya se están encontrando los profesionales. “El cerebro de un niño es como un árbol de Navidad con las luces apagadas, la estimulación neurosensorial consigue que todas se pongan en funcionamiento”, argumenta.

Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Continúa leyendo