PATROCINADO

Los pilares de una educación de calidad en la etapa de infantil

Experimentación, estimulación musical, desarrollo emocional y también psicomotor siempre a través del juego -'Happy learning’' son las señas de identidad del programa bilingüe real desarrollado por los colegios Agora International Schools en la etapa de educación infantil.

El doble ciclo de educación infantil, hasta los tres años de edad y de tres a cinco, es una etapa fundamental para el desarrollo personal de los niños. A lo largo de estos años no solo sientan las bases que les permitirán iniciar la educación obligatoria, sino que también tiene un impacto enorme en la evolución a nivel físico, mental, emocional y social en cada niño. 

Elegir un centro que dé a la educación infantil la trascendencia real que tiene en la vida de los estudiantes por pequeños que sean es imprescindible para que el paso hacia la educación obligatoria no se parezca en nada a la metáfora del salto con el que tanta gente se refiere al cambio al que se enfrenta cada peque cuando completa el segundo ciclo de educación infantil, sino que sea un paso más adelante para él o ella, para el que será algo natural si llega bien preparado, tal y como ocurre con el alumnado de los colegios Agora International Schools.

“Trabajamos la educación emocional y social con un programa que favorece el crecimiento físico, emocional, intelectual y social de las personas, promoviendo la comunicación y mejorando la convivencia”, explican desde la dirección de los seis centros Ágora, englobados dentro del sello Globaleducate, referencia absoluta de excelencia educativa.

Repartidos por distintos puntos de España y de Andorra, la etapa de educación infantil en los centros Ágora, impartida por un equipo humano altamente cualificado y en constante formación en las últimas investigaciones en el campo de la pedagogía, se caracteriza por una serie de valores diferenciales que se plasman también en los ciclos posteriores porque son parte de la cultura y de la identidad común de los seis colegios. “Sin dejar de lado el juego como fuente de aprendizaje y la estimulación, aplicamos nuestra metodología basada en las inteligencias múltiples para sentar las bases del aprender a hacer, aprender a aprender, y por último aprender a ser, ser personas flexibles, abiertas y comprensivas, pero firmes en sus criterios”, detallan sus responsables. 

El juego como herramienta de aprendizaje

El primer ciclo de educación infantil (1 y 2 años)  en los colegios Ágora -todos ellos centros multilingües en los que se pueden matricular a niños y niñas desde los 4 meses hasta los 18 años de edad- se imparte íntegramente en inglés, utilizando método directo. “Partimos de la realidad inmediata de los niños, protagonistas directos de su aprendizaje, fomentando su participación activa y autónoma, desarrollando al máximo sus capacidades individuales y ajustándonos a las características personales, necesidades, intereses y estilo cognitivo de cada niño, trabajando el mundo de las emociones, sentimientos y valores”, cuentan desde Ágora International Schools.

La psicomotricidad, música, bits de inteligencia, juegos matemáticos, expresión artística y la dramatización son algunos de los pilares que más se trabajan, pero dando prioridad al juego durante esta etapa inicial educativa porque es la herramienta esencial para construir un aprendizaje significativo. Todo ello en un clima de afecto y seguridad que garantiza la cobertura de todas las necesidades básicas del alumnado gracias a la dedicación y el buen hacer profesional del equipo humano de los centros Ágora dedicado a la educación infantil.

Es en el segundo ciclo, a los tres años -hasta los cinco-, cuando los niños y niñas matriculados en los colegios Ágora se inician en el programa bilingüe inglés-español efectivo, real, como demuestra el hecho de que todas las clases se imparten en inglés menos lectoescritura, que que cuenta con doble tutoría en las dos lenguas vehiculares. 

Esta última se engloba dentro del área de lenguajes junto a audiovisual, tecnológico, lectoescritura con el método Jolly Phonics, psicomotricidad y plástica, todas ellas materias que se imparten en inglés, al igual que ocurre con el 100% de los contenidos de las otras dos áreas en las que se divide el segundo ciclo de educación infantil en los colegios Ágora: el de conocimiento de sí mismo y el de conocimiento del entorno. 

Además, durante esta etapa educativa, los niños y niñas también se introducen en el mundo de la música con ayuda de músicos especializados en la divulgación en estas edades, y se inician en el aprendizaje del chino mandarín, que completa el completísimo proyecto lingüístico de los centros Ágora International Schools, donde la educación infantil alcanza una dimensión superior gracias al compromiso, la experiencia y la dedicación del equipo profesional de los seis colegios, que cuentan además con instalaciones exclusivas, de máxima calidad. 

Descubre todos los centros Agora: