Aprende a andar

Medidas de seguridad en casa para pequeños trepadores

Antes de empezar a andar, los bebés y niños alrededor del año ya son unos expertos en desplazarse y subirse a cualquier sitio, pero no tienen sentido del riesgo.

Seguridad en casa para pequeños trepadores

Aunque el niño aprenda a trepar y desplazarse agarándose a las cosas, no podemos prescindir de los sofás y las estanterías. Para mantener la seguridad en casa mientras nuestro hijo aprende a andar, la vigilancia de los padres tiene que ser exhaustiva, aunque nunca represiva. No pasa nada porque el niño trate de subirse al sillón, pero siempre con nosotros al lado.

  • Evita tener muebles de pequeña altura cerca de armarios y estanterías.
  • Aleja de la ventana la cuna, las sillas, las mesas y el cambiador.
  • Baja el somier de la cuna al máximo y asegúrate de que no puede plegar la barandilla y trepar por ella con facilidad.
  • Confirma que todos los muebles a los que pueda subirse el niño (el mueble de la tele, un escritorio, un sillón) no sean fáciles de tumbar o de desplazarse si se agarra o se sube a ellos.
  • Sujeta a la pared los muebles o estanterías que el niño pueda trepar para evitar que se desplomen sobre él.
  • Asegura bien las ventanas para que no pueda abrirlas y no le dejes nunca solo en la terraza.
  • Evita colocar adornos, juguetes u objetos llamativos en las estanterías o repisas y cerca de las ventanas.
  • No dejes a su alcance cubiertos, vasos, sartenes o cacerolas calientes con comida o fuegos encendidos, por si en un descuido se escapa a la cocina.
  • Coloca telas protectoras en los barrotes de las barandillas y los balcones si están muy separados, para evitar que el bebé se cuele por ellos.

Asesora: Mª Ángeles Cremades, directora del Centro Auconturier de Ayuda Psicomotriz y Psicología Infantil, de Madrid.

Etiquetas: aprender a andar, educación, niños, seguridad

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS