Dos años

Mi hijo solo come sopa, nuggets y yogur

Preguntamos al doctor José Manuel Moreno Villares cómo actuar cuando un niño siempre quiere comer lo mismo.

También te puede interesar: No quiere comer cereales
Siempre come lo mismo

Entre los dos años y los cuatro, no es raro que el niño quiera comer siempre los mismos platos, a esta edad prefiere los sabores conocidos a los nuevos, además, le gusta disfrutar de su autonomía: quiere decidir lo que come. Hay que tener un poco de paciencia y mucha mano izquierda para no entablar una batalla con él.

No pasa nada si, durante un tiempo, cocináis a menudo los platos que le gustan (sopa, croquetas, nuggets hechos en casa, lo que sea). Algún día podéis elaborar la carne y el pescado en forma de nuggets, la sopa con nuevos ingredientes (arroz, verdura, pescado, etc.), y la fruta podéis dársela pelada y cortada en trozos. 

Es conveniente seguir ofreciéndole los platos que se han preparado para el resto de la familia. Puedes ponerle un plato grande, como el de los demás, pero, eso sí, la ración ha de ser muy pequeña, la que vaya a tomar, así será más fácil que se anime a probar otras cosas. 

Se trata de salir de esa situación de bloqueo en la que parece que uno gana y otro pierde, sin dar pasos atrás. Algún día el niño comerá “de todo”, porque los niños acaban tomando lo que ven en la mesa de su casa: para comprobarlo basta con recordar los alimentos que odiábamos de pequeños y comparar con los que comemos ahora.

 

 

 

Etiquetas: aprender a comer, comida nutritiva

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS