Día Internacional del Beso

Motivos por los que debes besar (y mucho) a tus hijos

Hoy se celebra el Día Internacional del Beso y nos parece la ocasión perfecta para recordar los beneficios de los que disfrutarán tus hijos si los besas mucho.

Los besos son, sin lugar a dudas, la primera manifestación de amor y cariño entre padres e hijos. Pero, nos parece algo tan cotidiano que, a veces, no caemos en la importancia que tienen sobre el desarrollo de los niños. Y la tienen (y mucha).

besar mucho a tus hijos
Fuente: Twitter

Cada 13 de abril se celebra el Día Internacional del Beso a propósito del beso más largo de la historia, que duró 58 horas, con el fin de recordar que los besos, además de necesarios, son muy beneficiosos para todos (eso sí, solo y únicamente cuando son correspondidos).

El poder de los besos sobre el desarrollo de los niños es algo que la ciencia ha demostrado a lo largo de la historia, con los diferentes estudios científicos que se han publicado sobre el tema. Sin ir más lejos, uno que se publicó en la revista Journal of epidemiology & Community Health que afirmaba que las personas que habían sido partícipes de más afecto en su niñez, tenían niveles más bajos de ansiedad cuando llegaban a la etapa adulta.

Los besos tranquilizan a tus hijos

Además de este estudio, hace varios años se hizo famosa una resonancia que ya ha dado la vuelta al mundo y que sigue dando de qué hablar hoy en día. Es una resonancia en la que se puede ver la actividad del cerebro de una madre y en el de su hijo bebé cuando esta le está dando un tierno beso en la frente.

Los autores que están detrás de la imagen que ya ha dado la vuelta al mundo son Rebecca Saxe y Atsushi Takahashi, del Departamento del Cerebro y Ciencias Cognitivas del MIT, en Canadá. La autora en concreto ha concedido muchas entrevistas para hablar de todo lo que se puede ver en la imagen, pero una de las más transcendentales fue para Smithsonian, donde explicó que necesitó varios minutos, con total quietud por parte de los protagonistas para poder conseguirla.

Y la respuesta refleja uno de los mayores beneficios de besar a nuestros hijos mucho: la madre (de hecho esa madre que aparece en la foto es ella junto a su hijo). Su madre consiguió que, media el abrazo, el beso y su presencia, el bebé se estuviera quieto durante el tiempo que duró la resonancia. Además, afirmó que antes de esto, estaba llorando y que esas muestras de cariño materno no eran más que intentos de soluciones para clamar su llanto.

Aunque, de acuerdo a la  autora, la imagen no fue tomada con ningún trasfondo científico, así que no podremos saber cuál fue la reacción del cerebro del bebé y de la madre a la hora del beso.

La que sí ha hablado largo y tendido sobre estos beneficios ha sido Sara Tarrés, más conocida como Mamá Psicóloga Infantil quien, en su blog, facilita algunas de las ventajas que reporta besar a nuestros hijos:

  • Ayuda a fomentar el vínculo entre padres e hijos
  • Los bebés se sienten seguros
  • Permite que se sientan felices
  • Les tranquiliza y relaja en momentos de ansiedad
  • Son perfectos para que duerman mejor
  • Tienen efecto calmante en pequeñas dolencias
  • Inculcan sentimientos positivos

No obligues a tus hijos a besar

Igual de importante es besar mucho a nuestros hijos, como no obligar a que besen si no les apetece. Seguro que te suena la frase de ‘anda, da un beso a tu tío’. Pues hemos de decirte que deberías desterrarla por completo de tu vocabulario.

“Las personas deberíamos poder elegir la manera en la que queremos relacionarnos con los demás y muchas veces enseñamos a nuestros menores de manera directa; debemos enseñarles, más bien, desde el respeto a ellos mismos”, nos contaba la psicóloga María de la Cruz Salazar Bello. Por eso, hemos de enseñarle a que no tiene por qué dar un beso a toda la persona que se lo pida.

Además de fomentar su amor propio, estaremos enseñando a guardar ciertos límites para evitar abusos y otras cuestiones. Imagina, por ejemplo, que enseñas a tu hijo que debe dar un beso a la persona que se lo pida: ¿Qué pasaría si, un día, se encuentra con alguien que quiere un beso con otras intenciones? Si no le enseñamos la importancia de los límites y de respetarse a sí mismo, podría quedar borroso su comportamiento en estas situaciones.

¿Por qué? Porque si le obligamos a hacerlo le estaremos inculcando, de manera indirecta, que no tiene potestad para decidir sobre sí mismo y sobre su cuerpo, lo que le hará más vulnerable.

Marta Moreno

Marta Moreno

La responsable de la web de Ser Padres está especializada en temas de salud infantil, crianza, embarazo, psicología y educación, desarrollando la mayor parte de su carrera profesional en Ser Padres y otros medios orientados al mundo educativo. Es graduada en Periodismo y en Publicidad y Relaciones Públicas con máster en Marketing Digital, Comunicación y redes sociales.

Continúa leyendo