Navidades con niños

Fiestas felices... y ¡seguras!

Consejos para colocar el belén, el árbol o las guirnaldas y evitar esos pequeños accidentes que podrían estropear las fiestas de tus hijos. Seguridad en casa, también en Navidad.

Fiestas felices... y ¡seguras!

La Navidad es una época especial para los niños. Para disfrutarla sin sobresaltos ni accidentes, es importante tener en cuenta unos consejos de seguridad sencillos.

Arbol del Navidad a prueba de niños

  • Los de plástico son seguros, cómodos y sirven para el próximo año.
  • Si se elige un árbol natural, lo mejor es comprarlo con cepellón y colocarlo en una maceta amplia que no pueda volcarse.
  • Hay que ubicar el abeto en un rincón, no en zonas de paso, y lejos de radiadores y chimeneas.
  • Es mejor cortar las ramas bajas. Así evitaremos que los niños se lastimen o tiren de ellas, y que las bolas que se puedan romper.
  • Los adornos para el arbol de Navidad de materiales irrompibles como tela, cartón, madera o plástico son una alternativa mucho mejor que las bolas de cristal.
  • Procura también que no lleven piezas pequeñas o coberturas que se desprendan con facilidad: los bebés y los niños más pequeños podrían tragárselos en un descuido.

Un belén seguro

Las figuritas del belén son muy especiales para los niños. Les encanta decidir la ubicación de los personajes, que cambiará a medida que pasa la Navidad: los Reyes Magos y los pastores se van acercando al portal, las ovejas se quedan junto al río para beber agua...…

  • Hasta que los niños cumplen tres años, es mejor evitar las figuritas de belén muy pequeñas: una vaca junto al castillo de Herodes les hará la misma ilusión que unos pollitos, y entraña menos riesgo de atragantamiento.
  • Mientras los niños son pequeños, es mejor hacer los caminos con papel o cartón (podemos reciclar o reutilizar lo que tengamos en casa) que emplear serrín o musgo seco, ya que pueden tragárselo.
  • No hay que pulverizar nieve artificial sobre objetos que estén al alcance de los niños, podrían chuparla.Utiliza mejor harina: parece nieve y no es peligrosa.

Seguridad de las luces de Navidad y guirnaldas

Los bebés pueden tocar y morder los cordones eléctricos. Por eso hay que colocar las luces de Navidad lejos de su alcance y tomar algunas precauciones.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) aconseja:

  • Al comprarlas, comprobar que la etiqueta lleva el distintivo CE y que las instrucciones están en español.
  • Al instalarlas, seguir las instrucciones de montaje y seguridad.
  • Si la guirnalda no es nueva, verificar que no hay cables pelados o conexiones rotas.
  • No poner otros elemetos decorativos en contacto con las luces, ni cubrirlas.
  • Las bombillas pueden alcanzar una temperatura elevada y estallar: por eso no hay que dejar nunca una guirnalda encendida sin vigilancia, y menos de noche.

Adornos de Navidad para mayores

 

  • Plantas. El muérdago, el acebo y la flor de Pascua son venenosos. Los niños no deben tocarlas.
  • Velas. Las velas deben estar lejos del alcance de los peques. Tampoco conviene encenderlas cuando hay niños pequeños.

 

 

 

Etiquetas: accidentes caseros, navidad, navidad con niños, niño, seguridad

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS