Niños y mascotas

Niños y mascotas: mucho más que amigos

Juegan juntos, se divierten, se hacen carantoñas… además de tener un compañero fiel de aventuras, los niños encuentran en sus mascotas un apoyo emocional muy importante.

mascota

Según una encuesta realizada por animalCLAN, cuando los niños pasan por dificultades, los animales pueden llegar a convertirse en un apoyo mucho más fuerte que el de cualquier otro miembro de la familia. De hecho, los pequeños cuyos padres se han divorciado, padecen alguna enfermedad o provienen de situaciones hostiles suelen ser mucho más cercanos a sus mascotas, en las que buscan una especie de cobijo donde pasar ese mal momento.

Y es que los beneficios de la compañía de una mascota son innumerables: los niños aprenden valores, empiezan a tener sus primeras responsabilidades y a entender lo que implica el cuidado de otro ser vivo, dan y reciben cariño… Además, no solo recurren a los animales en la adversidad: también los buscan en el momento del juego, a veces más que a los hermanos, a pesar de saber que los animales no entienden lo que las personas les hablan. Está demostrado también que los niños que tienen mascotas experimentan un comportamiento social más positivo.

Eso sí, antes de lanzarte a conseguir una mascota para tus hijos tienes que pensarlo bien: un animal no es un juguete, y exige mucha atención y cuidados diarios. Evaluad en familia si podéis haceros cargo con responsabilidad de vuestro nuevo acompañante, porque niños y mascotas son una gran combinación pero implican una altísima responsabilidad.    

Etiquetas:

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS