Cambios en la rutina infantil

Preparar a los niños para una mudanza

Si cambiarse de casa, barrio o ciudad, dejar atrás lo conocido, afrontar nuevas caras, paisajes y rutinas tiene dificultades para nosotros los adultos, cuánto más para los niños.

Preparar a los niños para una mudanza

Por eso, es importante mantener lo más posible los hábitos, horarios y rutinas del niño y avisarle de los cambios que va a vivir en los próximos días.

Los más pequeños pueden volverse llorones y pegajosos, hacerse pipí de nuevo... Hay que tratar de entenderlos y no gritar ni reñir. Una actitud positiva por nuestra parte, saber transmitir entusiasmo y convertir el traslado en una experiencia emocionante facilitarán mucho las cosas. La crisis pasará y el comportamiento del niño volverá a normalizarse.

¿Cómo podemos ayudar a nuestros hijos cuando cambiamos de casa?

Estos son algunos consejos para que los niños se adapten a los cambios que implica una mudanza lo antes posible:

  • Es bueno visitar con el niño el barrio y la nueva casa para que le resulte conocida antes de la mudanza. Al enseñársela, hablaremos de cuál va a ser su habitación, la de papá y mamá, para qué sirve cada cosa...
  • Ofrezcamos al peque periodos de tiempo especiales para pasear, leer y jugar.
  • Los adultos también debemos cuidarnos y dedicarnos tiempo: descanso suficiente, ejercicio físico... lo que nos permitirá disponer de la energía necesaria para el traslado y para atender a los niños. Quizás haya que establecer prioridades y prescindir de algunas tareas y actividades cotidianas.
  • Es fundamental compartir sentimientos, permitir que afloren las quejas, lo latoso que puede ser cambiar de casa y expresar todo lo que sentimos.
  • Pero también hay que resaltar lo positivo, los alicientes y ventajas del nuevo barrio, la nueva casa... Nuestro entusiasmo será contagioso.
  • Es mejor mantener al principio la decoración de su habitación y trasladar a la nueva casa sus posesiones y objetos preferidos. ¡Cuidado con aprovechar el cambio para deshacerse de trastos viejos que puedan ser importantes para el niño!
  • No es el mejor momento para introducir otros cambios importantes en la vida del niño, como quitar los pañales o empezar a ir a la escuela infantil.
  • Procuremos leerle algún cuento sobre mudanzas, de los que existen para ayudar a los niños en diversos temas, que podremos encontrar en muchas librerías.

Luciano Montero, psicólogo.

Etiquetas: familia

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS