Sueño infantil

Puede que tu hijo se levante antes de las 7 por alguna de estas razones

A menudo buscamos las causas en factores ambientales cuando en realidad el motivo tiene que ver con los hábitos de sueño diurnos que tiene nuestro hijo pequeño.

Por mucho que los padres insistamos en desahogarnos intercambiando consejos y experiencias con el dormir de nuestros bebés y niños pequeños, no hay fórmula matemática que se pueda aplicar a todos por igual y con la misma precisión, pero sí hay una ser de motivos que pueden explicar determinadas cosas: por ejemplo, por qué un peque se despierta excesivamente pronto.

Tal y como explican desde el Instituto del Sueño, “No hay un patrón de sueño homogéneo y lo que necesita un niño no tiene porque ser aplicable a otro”. Esto explica por qué no hay una única posibilidad para entender el motivo que lleva a un niño a despertarse solo a las 7 de la mañana (o antes en algún caso esporádico) y desvelarse hasta el punto de no querer dormir más, generalmente hasta la siesta. 

El por qué de sus madrugones

Hay razones emocionales que explican que esto ocurra de forma habitual y sostenida en el tiempo. Por ejemplo, según exponen desde el citado Instituto del Sueño, los malos hábitos nocturnos y el estrés. Este segundo ocurre cuando los factores ambientales no son los adecuados para facilitar el sueño del peque. Es el caso de la luz o el ruido excesivo, dos de las causas que están detrás de casos en los que los niños pequeños no duermen bien o se despiertan muy pronto según el equipo de Sleepy Kids, expertos en sueño infantil. “Si hay mucho ruido, una posible solución para neutralizar ese ruido externo es poner una máquina de ruido orgánico”, aconsejan.  

Pero en multitud de ocasiones, no son los factores ambientales los causantes de que un niño duerma mal o se despierte demasiado pronto, ni tampoco su dificultad para conciliar el sueño —como en los adultos, hay quienes tienen el sueño más ligero o les cuesta más dormirse que a otros—, sino que la razón tiene que ver con los hábitos concretos del niño o bebé en relación al sueño.

En este sentido, desde Sleepy Kids destacan tres motivos diferentes que pueden estar causando que tu hijo se despierte a las 7 de la mañana como muy tarde. Son los siguientes:

  • Sueño diurno insuficiente: es el caso de niños que no duermen el tiempo mínimo adecuado durante el día, en sus siestas. “Si no hace siestas de 45 minutos, no completa un ciclo de sueño completo”, explican. Esto, continúa el equipo de Sleepy Kids, puede provocar que “su sueño no sea reparador, llegue cansado a la noche y se despierte temprano”.
  • Sueño diurno excesivo: es Justo el escenario opuesto, cuando el niño “Duerme demasiado durante el día y el exceso de sueño le resta por la noche horas de descanso y por eso se despierta más temprano”, señalan desde Sleepy Kids. En estos casos la solución pasa por acostumbrarles de forma paulatina a dormir menos por el día.
  • Ventana de sueño muy larga: el tercer motivo que puede provocar el despertar temprano de un niño es “si pasa mucho tiempo entre la hora a la que se levanta de su última siesta y el momento de acostarle por la noche”.  Para que esto no se convierta en un problema, concluyen desde Sleepy Kids, es el de cuál “Saber cuál es su ventana de sueño ideal por edad”, lo cual facilita mucho hacer las cosas bien y ayudar así al peque a dormir más tiempo por la noche. 
Rubén

Rubén García Díaz

Papá de dos niñas y periodista, la mejor combinación para que broten dudas, curiosidades, consejos efectivos (también otros que no lo son tanto) y experiencias satisfactorias que compartir en este espacio privilegiado para ello.

Continúa leyendo