Rabietas

¿Qué buscan los niños con una rabieta?

¿Qué es una rabieta? ¿Por qué suceden? ¿Qué buscan los niños con una rabieta? Hablamos con la psicóloga Higinia Fernández Peña.

¿Qué buscan los niños con una rabieta?

Una rabieta es la forma que tiene un niño de expresar una emoción como es el enfado o la frustración. La reconocemos fácilmente porque es una mezcla de protestas, llanto y conductas como tirarse al suelo, negarse a andar o patalear. Suelen ser comunes hasta los 3 ó 4 años, aunque pueden continuar si no acostumbramos al niño a la existencia de límites y normas.

¿Por qué suceden las rabietas?

Cuando un niño es pequeño, expresar emociones le resulta complicado, en parte porque aún no sabe reconocer lo que siente y solo sabe que nota algo que le desborda y que necesita sacar de alguna forma. Puede que la razón para un enfado o pena infantil nos resulte “tonto”, pero para ellos es importante y el nivel de tristeza o enfado que sienten es como el nuestro. Pensemos en cuando nos enfadamos, y en lo mucho que nos cuesta no gritar a nosotros, que somos adultos que tenemos una vida de entrenamiento en autocontrol.

Además, hay que entender que un niño pasa por diversas fases en las que va adquiriendo habilidades y conocimientos, y en sus primeros años un niño es un ser egocéntrico que aún no es capaz de entender que haya un punto de vista distinto al suyo o que las cosas se puedan ver de diferentes maneras. Por esto, cuando quieren algo y no se salen con la suya, se frustran tan fácilmente y expresan esa frustración de la única forma que saben.

¿Qué buscan los niños con una rabieta?

Como ya hemos dicho, las rabietas son el resultado de una emoción. Un niño de entre dos y cuatro años ya empieza a tener opiniones y deseos propios, que no siempre coinciden con los de sus padres, por lo que tener una rabieta en parte se produce como forma de desahogo, de sacar el enfado, pero también buscan expresar eso que sienten, comunicarse y hacérselo llegar al otro. El hecho de que se repita este comportamiento, generalmente se debe a que les enseñamos que esa es la mejor forma de expresarse (cuando les damos lo que quieren) o al revés, les castigamos por patalear pero no les enseñamos la forma correcta de comunicar emociones, por lo que terminan por volver a hacerlo.

Higinia Fernández Peña, psicóloga especializada en terapia con niños www.psicologiacreciendo.com

Etiquetas: rabietas

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS