Comportamiento en niños

Raúl Bermejo: "Encontrarte con 27 niños y niñas en una clase es inhumano"

7 minutos

Raúl Bermejo, profesor y experto en innovación educativa infantil, ha estado detrás del programa 'La vida secreta de los niños' donde se muestra el comportamiento de los niños, no los juzga, no ofrece pautas para ellos ni consejos para los padres.

raul bermejo

"En las escuelas se dedica poco tiempo a la creatividad", según de Raúl Bermejo, un motivador y creativo profesor de infantil y primaria, que ha enamorado a casi 50.000 seguidores desde 2014 con su cuenta de Instagram Thinksforkids. Acaba de lanzar un libro con Nacho Uve bajo el nombre 'Thinks for Kids para desarrollar el pensamiento creativo' de la editorial Kitsune Books con 14 manualidades para hacer con los niños . Lleva más de 10 años de experiencia en el mundo de la educación tratando de motivar a los niños hacia el aprendizaje. Su propuesta es una educación creativa y motivadora, porque tiene la certeza de que 'otra escuela es posible'. Reivindica el número de alumnos por clase, el hecho de que aprendan a leer tan pronto y alerta que los niños tienen que jugar y tener tiempo libro para desarrollarse. Hemos hablado con él con motivo de su intervención en el programa 'La Vida Secreta de los Niños', una serie documental observacional que emite Movistar+, una adaptación española del prestigioso formato para Channel 4 que resultó premiado como ‘Best Popular Factual Programme’ en los Broadcast Awards 2016.

¿Qué ha sido lo más llamativo de hacer esta serie documental?

¿Lo más llamativo? No lo denominaría llamativo, diría que ha sido un regalo el poder hacer este programa, no solo a nivel personal sino a nivel profesional. Poder observar tantísimas horas el comportamiento de cada uno de los pequeños y pequeñas, y “teletransportarme” a lo que sería mi aula el día y día y ver a los niños en estado puro sin que ellos me vieran a mi, no está pagado.

Pero si me tengo que decantar por algo, es que los niños me han dado una lección a la hora de resolver sus problemas sin mediación del adulto , los profes en este caso, y sin sus padres. Ellos solos sabes arreglárselas muchas veces.

La verdad que Sonia Domínguez , directora del programa, y todo su equipo de Magnolia TV, ha hecho un trabajo impecable, cuidado y con muchísimo respeto hacia mi profesión. Y desde aquí se lo agradezco enormemente, al igual que a Movistar+ y #Cero por confiar en programas documentales así.

¿Los niños suelen preferir el juego libre o el juego con pautas?

Dependiendo del niño y del momento prefieren un tipo de juego u otro, hay niños que necesitan quizás un juego más dirigido, mientras otros prefieren el juego libre huyendo de las normas o pautas ofrecidas por el adulto. Normalmente los niños son más niños cuando están realizando su propio juego, son NIÑOS EN ESTADO PURO, y necesitan mucho más tiempo para jugar y desarrollarse, creo que les robamos mucho tiempo de ser ellos mismos y crecer como personas.

¿Por qué los niños se comportan mejor cuando no están con los padres? ¿Mito o realidad?

Los niños no se comportan mejor o peor estén los padres o no, además que creo que los niños no se portan mal, normalmente son un reflejo de lo que los adultos somos. Los niños se comportan de distinta manera según el entorno en el que estén, pero al igual que lo hacemos los adultos. Yo no me comporto igual tomando una café con amigos que manteniendo esta entrevista con vosotros.

Sí que es cierto, que la gran mayoría cambian cuando no están sus padres, pero eso lo he podido ver a lo largo de los años con mis alumnos. Cuando tenía una reunión con los padres de un niño, llegaba un momento en que parecía que hablábamos de niños distintos.

Si a veces los padres estamos desesperados con 1,2,3… hijos, ¿cómo lo hacéis vosotros para estar serenos y guiar una clase?

Muy buena pregunta, y es por ello que siempre reivindico en Instagram @thinksforkids que habría que bajar la ratio (número de alumnos por aula) , ya que encontrarte con 27 niños y niñas en una clase es inhumano, y no por el hecho de trabajar más o menos, sino porque no puedes ofrecer una atención individualizada a cada uno de tus alumnos, puesto que cada niño es distinto y para mi, todos los niños no necesitan las mismas cosas.

Yo siempre he utilizado mucho el refuerzo positivo e ir alabando lo que está bien para que las mejores conductas se repitan a lo largo de la jornada escolar, y lo vayan adquiriendo durante el curso. Mucho diálogo y conversación, huyendo de los gritos y los castigos, ¡LOS ODIO!

Nos podrías poner un ejemplo de educación motivadora en el ámbito de casa.

¡Claro que sí! Aunque dependiendo de la edad con la que estemos y las características y gustos del pequeño. Pero me voy a ir a un tema que realmente preocupa a la sociedad, y es la lectoescritura a edades tempranas, y la “medio obligación” de que los niños tienen que llegar a 1º de primaria leyendo y escribiendo, LO CUAL ES UN ERROR, puesto que no están preparados por su nivel de desarrollo, pero seguimos con esa competitividad absurda.

Pues bien, desde casa siempre se intenta reforzar esos contenidos (otro error) ya que es mejor que pasemos tiempo con los pequeños haciendo otro tipo de actividades y jugando con ellos. Pero cuando se enseñe a los niños esta clase de contenidos es mejor PARTIR DE SUS INTERESES: ¿por qué no enseñamos a escribir a una niña el nombre de los jugadores de su equipo de fútbol? En vez de irnos a palabras que no le motivan para nada. ¿O al niño con los personajes de aquella película que se ha visto 8 veces y le fascina? Siempre tenemos que trabajar con ellos según lo que demande, lo que le motive y le guste, y explotar el talento de cada uno.

¿Existen frases lapidarias que jamás debemos decir los padres para desalentar la motivación de los niños? Ponnos un ejemplo.

El no salirte de la línea a la hora de empezar a hacer sus primeros trazos, o que un niño esté coloreando y decirle que no te salgas de la rayita negra, cuando ni siquiera están preparados para ello, porque no tienen la suficiente destreza en las manos, ni la orientación espacial adquirida, es un error de los que se cometen diariamente.

O esto no se hace así, se hace de la otra manera sin dar ningún tipo de explicación, y más cuando el niño se ha esforzado para dar lo mejor de sí, muchas veces se quedan con una carita de tristeza…una cosa ya es que no haga ningún tipo de esfuerzo por su parte por mejorar, y ahí es donde tendríamos que mirar nosotros también qué es lo que le gusta para que se esfuerce más.

Y sobre tu libro, ¿cómo podemos los padres fomentar el pensamiento creativo de los niños? ¿Disfraces, manualidades, un paseo, un cuento…? ¿Qué deberíamos evitar para no coartar sus alas creativas?

Thinks for Kids libro raúl bermejo

El pensamiento creativo está en todo lo que hagamos. En mi libro junto con @nachouve (diseñador y fotógrafo del mismo) , he intentado ofrecer una serie de actividades abiertas y que se puedan adaptar a cada niño. No se trata de darle todo con normas y con pautas, sino que ellos busquen sus propios resultados, o quizás no, tan solo disfrutar realizándolas.

El hecho de que una actividad la puedas conducir por donde tú quieras hace que desarrolles ese pensamiento creativo, ya que eres tú quien vas a pensar qué es lo que quieres hacer y cómo lo vas a hacer para conseguirlo. Además no hay posibilidad de error, por lo que el desarrollo de la autoestima y la motivación la encuentras en cada una de las actividades.

Te puedes disfrazar para hacer una actividad, inventarte un cuento con la actividad llamada “Palonetas”, dar un paseo y relajarte mientras te llevar a “Mr. Sputnik” o “My Little monster”.. jajaja

Para no matar su creatividad hay que dejar que sean lo que ellos quieran ser en sus juegos. Es imprescindible no decirles de qué color tienen que pintar sus cosas, continuamente decirles la ropa que se tienen que poner, no pintes con el color negro porque es muy feo, así no se juega, el juego tiene sus reglas y son de esta manera (cuando se lo han inventado ellos), etc... Están sometidos a una serie de normas continuas sin darnos cuenta que no llegan a desarrollar su propia personalidad, su propia creatividad.

¿Por qué es TAN IMPORTANTE jugar para aprender? ¿Es por motivación, es para que les llame la atención, se afianzan ‘conceptos’ mejor?

Partimos de la base de que el juego es el motor de aprendizaje en la infancia. Con el juego, los niños tienen la posibilidad de ser ellos mismos, de ser quien quieran ser en cada momento, tienen la capacidad de convertirse en panadero y en 15 minutos en bombero. Se relacionan entre ellos, se socializan, desarrollan el lenguaje oral, aprenden a compartir y a respetar a los compañeros con los que juegan (se desarrolla una educación en valores), desarrollan su imaginación y creatividad, se puede jugar solo, en pareja o en gran grupo fomentando el trabajo en equipo , etc... ¿No os parece que es muy importante para aprender?

¿Protegemos demasiado a nuestros hijos y no les dejamos experimentar?

Sí, por tendencia natural, los adultos  siempre protegemos demasiado a los niños, y es otro error que siempre digo en @thinksforkids (instagram y Facebook). Los niños tienen que aprender a tomar sus propias decisiones y a cometer errores para aprender de ellos. Si se sube a una silla y se cae haciéndose daño, estoy seguro que la próxima vez tendrá más cuidado. Casi siempre decidimos por ellos porque es verdad que pensamos que es lo mejor y en su beneficio, pero son los niños los que tienen que elegir, los que tienen que caerse, experimentar y pisar charcos y mancharse. Lo he vivido en 'La vida secreta de los niños' y muchas veces nos han dado una lección, cómo saben desenvolverse en su espacio, en la vida, HA SIDO GENIAL.  Al fin y al cabo son niños, tienen mucho tiempo a lo largo de su vida para dejar de serlo, lo bonito sería, no perder nunca esa esencia de niño que todos debemos tener, la vida sería mucho más fácil.

Continúa leyendo...

COMENTARIOS