Aporta vitaminas, minerales y fibra

Trucos para que tomen verdura

2 minutos

Conseguir que los niños coman verdura no es nada fácil porque muchas veces no es de su agrado. Prepararlas de forma divertida, no forzarles a tomarla y predicar con el ejemplo son algunas de las claves.

Recetas divertidas de verdura para niños

Recetas divertidas de verdura para niños

La zanahoria, el pimiento rojo y la calabaza son fuentes importantes de vitamina A, y el pimiento verde, el perejil y el tomate tienen gran cantidad de vitamina C cuando se consumen crudos. En cuanto a los minerales, la verdura es rica en potasio, sodio y magnesio.

Hay que empezar paso a paso

La verdura se introduce en la dieta del bebé a partir del sexto mes, poco a poco y un tipo cada vez, así si el pequeño tiene una reacción alérgica, se sabe inmediatamente cuál la produce.

  • Al principio el bebé puede rechazarla, porque le cuesta acostumbrarse a los nuevos sabores y texturas. Es importante no forzarle a tomarla para evitar que le coja manía para siempre.
  • En niños mayores una causa de rechazo muy común es la falta de variedad. Como es difícil planificar el menú todos los días a veces se cae en la rutina de cocinar solo ciertos platos (un día acelgas rehogadas, otro ensalada mixta, la guarnición siempre de guisantes...), que un día acaban cansando.
  • Pero ningún truco puede tener éxito si el niño ve que los padres no toman nunca verdura. Lo más importante para que ellos se acostumbren es predicar con el ejemplo.
  • La cantidad recomendada de verdura es dos raciones al día, a ser posible, una de ellas de verdura cruda para aprovechar mejor todos sus principios.

Cómo preparar la verdura

  • Ensaladas: lechuga, tomate, canónigo, escarola, pepino, espinacas o endivias.
  • Cremas: en verano, gazpacho, salmorejo y vichyssoise. En invierno, de puerros, calabacín, zanahoria o calabaza.
  • De guarnición: guisantes, zanahorias guisadas o hervidas, champiñones salteados, juliana de verduras.
  • En tortilla o revuelto: de espinacas, espárragos trigueros y champiñones.
  • A la plancha: tomate, calabacín, espárragos trigueros, alcachofas, setas, berenjena, etc.
  • Rellenas: por ejemplo, de calabacín o berenjena.
  • En brocheta: pimiento, champiñón, cebolla y calabacín.


Liliana Oliveros es dietista del hospital materno infantil 12 de Octubre de Madrid.

 

Etiquetas: aprender a comer

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS