Intervenir o no intervenir, esa es la cuestión

"El juego es el lenguaje más natural y su forma de comunicarse"

¿Cuándo debemos intervenir y cuándo no en el juego de nuestros hijos? ¿De qué forma es importante para su desarrollo la implicación de los padres? Marcela Gónzalez, psicóloga y psicoterapeuta de Sens nos habla del juego y de la importancia de jugar con tu hijo.

En la vida de un niño el juego es su medio para explorar el mundo que los rodea y construir la idea de quiénes son. Es el lenguaje más natural que tienen y es su forma de comunicarse y expresar sus emociones. Así como de transitar aquellas situaciones que le resultan difíciles. 

Ahora, la pregunta que muchos padres me hacen, ¿juego con ellos o los dejo jugar solos? Algunos me plantean que temen que al jugar con sus hijos ellos no los tomen en serio y la casa se convierta en un territorio sin normas. En esta línea es importante saber que los niños son capaces de entender que hay un momento para todo si se lo dejamos claro.

Otros padres más bien me plantean que no saben cómo acercarse a sus hijos sólo para jugar. Claro, en muchas ocasiones no es fácil sentarse a jugar, ya que implica retomar algo que dejamos hace mucho tiempo atrás. Jugar es algo con se puede reconectar poco a poco y al hacerlo progresivamente te vas sintiendo más cómodo.

Puntualicemos entonces porqué es importante jugar con tu peque

t7pShLio5v

1. Es una forma de fortalecer el lazo afectivo. Estar juntos a través del juego, donde la diversión, la espontaneidad y la imaginación tienen el lugar principal, abre la posibilidad de crear otro tipo de vínculo y otra forma de compartir y disfrutar juntos.

2. Te permitirá conocerlo E PERMITIRÁ CONOCERLO Y COMUNICARTE CON ÉL. El juego se convertirá en un espacio donde descubrir lo que le gusta a tu hijo, lo que puede hacer, cómo reacciona ante el éxito o el fracaso o en situaciones divertidas, y acompañarlo en estas experiencias. Así mismo le permitirá a él conocerse a sí mismo y descubrir sus propios intereses.

3. LE BRINDARÁ A TU HIJO UN ESPACIO DE CONFIANZA Y SEGURIDAD. Estar juntos a través del juego es por un lado, una forma de reconocer su importancia, dado que es dedicarle tiempo, estar disponible y apoyar su juego. Por otro lado, es también la oportunidad que tiene para encontrar formas de sorprenderte, mostrarte su ingenio e imaginación y la capacidad que tiene para dominar su propio mundo. Ambas cosas le brindan la posibilidad de sentirse más seguro de sí mismo y en confianza.

Ahora bien ¿esto quiere decir que tenemos que estar 100% disponibles y que todo nuestro tiempo libre debe ser dedicado al juego y a los niños? No, es muy importante que se den los espacios donde pueda jugar sólo, donde pueda construir su mundo y experimentar por su propia cuenta. Y que comprenda que sus padres también tienen otros espacios y tienen sus propios intereses.

Nuestro rol implica el poder permitir el juego, tener una actitud que lo facilite y lo promueva.

Entonces ¿juegas con él o lo dejas jugar solo? Son necesarios ambos espacios, estar presente es poder acercarte y conectarte con él en el juego pero también es poder facilitar que él haga su propio juego y que construya sus propios espacios.

Marcela Gónzalez es psicóloga y psicoterapeuta de Sens Centro de Atención Psicológica

Producción de vídeo: Jesús Nicolás y Pablo Cantudo

3 razones por las que es importante jugar con tu hijo

1. Es una forma de fortalecer el lazo afectivo. Estar juntos a través del juego, donde la diversión, la espontaneidad y la imaginación tienen el lugar principal, abre la posibilidad de crear otro tipo de vínculo y otra forma de compartir y disfrutar juntos.

2. Te permitirá conocerlo y comunicarte con él. El juego se convertirá en un espacio donde descubrir lo que le gusta a tu hijo, lo que puede hacer, cómo reacciona ante el éxito o el fracaso o en situaciones divertidas, y acompañarlo en estas experiencias. Así mismo le permitirá a él conocerse a sí mismo y descubrir sus propios intereses.

3. Le brindará a tu hijo un espacio de confianza y seguridad. Estar juntos a través del juego es por un lado, una forma de reconocer su importancia, dado que es dedicarle tiempo, estar disponible y apoyar su juego. Por otro lado, es también la oportunidad que tiene para encontrar formas de sorprenderte, mostrarte su ingenio e imaginación y la capacidad que tiene para dominar su propio mundo. Ambas cosas le brindan la posibilidad de sentirse más seguro de sí mismo y en confianza.

Ahora bien ¿esto quiere decir que tenemos que estar 100% disponibles y que todo nuestro tiempo libre debe ser dedicado al juego y a los niños? No, es muy importante que se den los espacios donde pueda jugar sólo, donde pueda construir su mundo y experimentar por su propia cuenta. Y que comprenda que sus padres también tienen otros espacios y tienen sus propios intereses.

Nuestro rol implica el poder permitir el juego, tener una actitud que lo facilite y lo promueva.

Entonces ¿juegas con él o lo dejas jugar solo? Son necesarios ambos espacios, estar presente es poder acercarte y conectarte con él en el juego pero también es poder facilitar que él haga su propio juego y que construya sus propios espacios.

Marcela Gónzalez es psicóloga y psicoterapeuta de Sens Centro de Atención Psicológica

Producción de vídeo: Jesús Nicolás y Pablo Cantudo

CONTINÚA LEYENDO