Pies sanos

¿Necesita sandalias de goma para la playa?

¿Qué es mejor? ¿Que el niño vaya descalzo por la playa, la piscina o el río o ponerle sandalias de goma en los pies por si pisa algo que le haga daño?

¿Necesita sandalias de goma para la playa?

Nos escribe una madre contándonos que van a ir en Semana Santa a un hotel con piscina y playa y que no sabe si comprar unas sandalias de esas de goma a su hijo de un año y medio, que ya anda y que le gusta explorarlo todo. Está preocupada por si el niño puede pisar algo que le haga daño.

Los expertos recomiendan que los pequeños anden por suelos irregulares más o menos blandos, como los de la playa o la montaña, porque les brinda fortaleza y elasticidad a sus pies en desarrollo. Y si es descalzos, mejor. Caminar por la arena de la playa es saludable: hace trabajar la musculatura de los pies y estimula la actividad circulatoria gracias al masaje recibido cuando se pasea por la zona en que rompen las olas.

Cuidado

Sin embargo, caminar descalzo implica riesgos, como el de contraer una micosis o infección de hongos. Por eso, hay que inspeccionar el terreno y si lo vemos sucio o peligroso, los especialistas aconsejan proteger el pie con un calzado de goma que no retenga el agua. Las zapatillas también deben mantener el pie bien sujeto para evitar que baile dentro o que se formen ampollas u otras lesiones dérmicas, sobre todo ante la presencia de rocas, arenilla gruesa o restos de suciedad.

No abuses

Las sandalias de goma o las zapatillas de tela tipo surf son apropiadas, aunque sin abusar de ellas mucho tiempo, ya que hay que evitar la sudoración excesiva o que el pie esté mojado por un largo período. Dejar los pies húmedos permite crecer a los hongos en su hábitat favorito. Una buena opción es alternar ambos calzados.

El consejo se extiende a los ríos, donde existen auténticas alfombras a base de algas, moho y piedras resbaladizas. En las piscinas, se debe llevar el pie protegido hasta llegar al borde, justo antes de zambullirse en el agua, ya que, a pesar de que ha sido depurada, los charcos que se forman en el borde son un caldo de cultivo para los microorganismos.

Al pediatra

Si se detecta alguna alteración en los pies del niño, es aconsejable llevarle al pediatra o dermatólogo. Los hongos muestran pocos síntomas, pero al finalizar las vacaciones puede que ya se hayan desarrollado del todo.

 

Etiquetas:

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS