De compras

Consejos para elegir trona

2 minutos

¿Ha llegado el momento en que tu hijo se siente a comer a la altura de los mayores? Te contamos qué debes tener en cuenta a la hora de elegir la mejor trona.

trona

Sentarse a comer en la mesa de los padres es un paso de gigante en la evolución del bebé. El gran momento llega cuando tu hijo es capaz de mantenerse sentado sin ayuda, algo que suele suceder a partir de los seis meses de edad. Esa etapa coincide con la introducción de los sólidos en su dieta y  los expertos aconsejan que coman con papá y mamá para acostumbrase a todos los sabores. Así las cosas, el niño necesita una trona para participar como uno más en las comidas familiares.

¿Son todas iguales?

En absoluto. Diseños adaptables a gustos y casas en madera, plástico, aluminio o una combinación de estos elementos, para que elijas según tus necesidades.

  •  Tronas estándar. La mayoría cuentan con patas que se pliegan tipo tijera (se guardan en el mínimo espacio), con bandeja y cojín integrados. El arnés de regulable en altura y las ruedas con freno son muy útiles.
  • Transformables. Según el soporte donde se coloque el asiento, puede ser también una hamaca o un balancín. Hay modelos que vienen diseñados en dos piezas y se convierten en mesa y silla cuando el niño crece.
    Evolutivas. Crecen con el niño al regularse el asiento, el arnés y el reposapiés a su altura. Se transforman en sillas de cocina o de escritorio cuando ya no son útiles como tronas.
  • Tronas de viaje. Se puede optar por los asientos plegables de tela con estructura rígida de metal que se engancha a cualquier tipo de mesa. Otra opción para los desplazamientos son los asientos elevadores, que suelen ser ligeros y plegables. Se ajustan con correas a la base y al respaldo de una silla estándar de adulto.

Sus elementos básicos

  • Arnés de sujeción. Indispensable para garantizar su seguridad y evitar que se caiga.
  • Respaldo reclinable:. Útil cuando el bebé es muy pequeño para que descanse
  • Asiento regulable en altura. Para adaptarla a las mesas de la casa y a su crecimiento.
  • Reposapiés: Mejor si es regulable para que crezca con el niño. Así gana en comodidad.
  • Ruedas con freno: Es útil para desplazarla por la casa.
  • Bandeja: Mejor si es resistente y puede extraerse para limpiarla fácilmente o para acercarla a la mesa de los adultos. Si es posible, mejor que sea amplia y con superficie antideslizante.

 

Etiquetas: alimentación complementaria, alimentación del bebé, alimentación niños, aprender a comer, aprendizaje, desayuno infantil, familia, productos para el bebé, trona del bebé

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS