De compras

Consejos para elegir cuna

2 minutos

Te contamos las caractéristias que debe tener una cuna para proporcionar a tu bebé el descanso que se merece.

cuna

Descansar bien es uno de los mayores placeres de adultos y niños. Ese descanso es clave para nuestro organismo, entre otras cosas porque el sistema inmunitario emplea el tiempo de sueño para regenerarse. O dicho de otra forma: necesitamos dormir para estar sanos. Si para los adultos es fundamental, para los niños es aún más importante. La razón es que su desgaste físico suele ser mayor que el nuestro y recuperar la energía resulta vital para seguir desarrollándose. Además, el sueño elimina la tensión y alivia el cansancio tanto físico como mental, algo clave para la evolución de los más pequeños.

Por todas esas razones es importante elegir bien el lugar donde soñará con los niños.

Los elementos clave de una buena cuna

Lo primero a tener en cuenta es que su cuna sea muy confortable y segura. Pero además ese pequeño refugio de descanso debe cumplir con otras características:

  • El tamaño perfecto. Una cuna debe medir al menos 20 centímetros de largo más que el niño y tener una anchura mínima de unos 60 centímetros para que resulte cómoda.
  • Un buen somier. Para que el descanso sea reparador, lo ideal es que el somier sea tanto firme como sólido.
  • El colchón, con el grosor justo. El objetivo es evitar que se hunda con el peso y que al mismo tiempo resulte cómodo y confortable. Por eso lo mejor es que no sea demasiado fino ni tampoco excesivamente grueso. Puede servir de orientación saber que si mide entre 6 y 12 centímetros está entre lo que recomiendan los especialistas.
  • Si además tiene cantos redondeados, que reducen el riesgo de que el bebé se haga daño con ellos cuando va creciendo y  empieza a ponerse de pie en la cuna, mejor.

 

Etiquetas: dormir al bebé

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS