Soluciones prácticas

Ideas para que recibir amigos de tus hijos si no tienes cama de apoyo

Tener una cama extra en la habitación infantil es una vieja costumbre que se está perdiendo a pasos agigantados, y es algo lógico teniendo en cuenta las alternativas disponibles para acoger visita en casa.

Foto: Pexels
Foto: Pexels

Las casas cada vez van más justas de espacio para el espacio multifuncional en el que se han convertido, algo que se ha acentuado con la pandemia. Ahora trabajamos, convivimos y hasta hacemos deporte en lo que antes era el espacio de, exclusivamente, lo segundo, vivir en familia. 

Además, no van sobradas de espacio, en general, las habitaciones, y con niños pequeños ya se sabe que todo abulta el doble, especialmente los juguetes. Por todo ello, donde antes se dejaba un espacio para una segunda cama aunque solo utilizara un niño o niña la habitación, ahora se colocan cajones, canapés o simplemente la cama principal a ras del suelo para ganar en amplitud espacial. 

Esta es una tendencia indiscutiblemente práctica porque la cama de apoyo se utiliza muy poco. El único inconveniente es que, cuando se necesita, es imprescindible. Y los peques crecen (la pandemia pasará) y querrán saldar todas las invitaciones que tienen en vigor con sus mejores amigos. 

¿Qué hacer cuándo alguien viene a dormir y no hay camas de sobra? Les podéis dejar la cama de matrimonio y meteros apiñados en una individual, pero no parece necesario llegar a ese extremo teniendo en cuenta que hay algunas soluciones muy interesantes para no tener que recurrir a eso. 

Nosotros hemos encontrado hasta cinco diferentes que son muy interesantes, cada una en su contexto. Eso sí, tenéis que tener en cuenta que ninguna será tan cómoda como una cama hecha y derecha. Son soluciones para una emergencia o una ocasión especial, no para pasar 15 días seguidas durmiendo en ella.

Dicho esto, estas son las cinco propuestas para poder recibir a un amigo o amiga de tus hijos en casa si no tienes cama extra.

Colchones inflables

Un clásico de toda la vida que ha mejorado con los años. Antes se usaban en campings o en casas de la playa, pero ya no es tan extraño ver a familias que guardan uno en casa por si reciben visita. Prueba de ello es que se fabrican diseños infantiles, ideales para evitar caídas inesperadas en mitad de la noche. Aquí tienes una propuesta. 

Sacos de dormir

Si estamos hablando de adolescentes, aunque lo mismo les hace gracia, no parece una solución muy cómoda. En cambio, en los más peques funciona perfectamente para una noche la solución. Es más, suelen “pelearse” por dormir en el saco si el diseño es atractivo. Cosas de niños. Lo importante en este caso es adquirir un diseño acorde para el hogar, no un saco para montaña, cuya composición y características son distintas. Aquí tienes un ejemplo.

El sofá cama de toda la vida

Si tenéis un espacio de juegos y lectura para los peques en casa o si hay suficiente espacio en la habitación para acomodar un pequeño sofá infantil, podéis escoger un diseño que se haga cama, que los hay muy chulos en el mercado. 

Colchoneta plegable

Es una versión alternativa del colchón inflable. Este, en nuestra opinión, es más cómodo porque se estira y se recoge en un visto y no visto y porque además se puede usar para otras funciones, pero tiene también un hándicap: abulta más una vez recogido que el inflable. Cuestión de gustos, pero es interesante conocer todas las opciones disponibles antes de elegir. Esta es una de ellas

Puff cama

Preparando este texto hemos descubierto esta interesante solución alternativa a las camas de apoyo. Es el único de los cinco recursos que es una cama, aunque sea plegable. Y es que el puff lo que esconde realmente es un somier individual y un colchón, una solución ideal si tenéis un espacio en casa donde no moleste el puff una vez plegado. Hay que tener en cuenta también su precio, considerablemente más alto que el de las otras opciones. 

Vídeo de la semana

Continúa leyendo