PATROCINADO

El juguete favorito de tu infancia será desde ahora también el de tu hijo

Ahora tienes la oportunidad de que los juguetes favoritos de tu infancia, los que te dejaron huella de por vida, lo hagan también en tu hijo a partir de su primer cumpleaños.

La infancia tiene un olor tan especial que sus aromas dejan huella para siempre. Curiosamente, solemos vincularlas a momentos, casi siempre bonitos, pero también a símbolos, que pueden ser de muy distinta naturaleza pero todos despiertan lo mismo al recordarlos: nostalgia por un tiempo pasado al que, al menos de vez en cuando, nos encantaría volver.

Los fines de semana en casa de los abuelos, los campamentos de verano, las tardes en el parque y aquellas Navidades en las que por fin quitaste el papel de regalo a la casita de Pinypon que llevabas esperando meses, años en algunos casos. 

Te acuerdas de aquel momento como si fuera ayer, ¿verdad? ¡Qué alegría! Puede que incluso se te escaparan las lágrimas de la emoción, que gritaras como jamás lo has vuelto a hacer, que te abrazaras a tus padres como si fuera la última ocasión, o quizá preferiste no perder ni un segundo sin abrirla y jugar con ella.

Hay juguetes que son mucho más que un divertimento, que un pasatiempos temporal, y los Pinypon son un ejemplo de ello. No hay tantas cosas que consigan traspasar lo material para convertirse en algo emocional, de ahí que sean tan valiosos. Han hecho felices a generaciones. De hecho, hay muchos hogares en los que se guardan como oro en paño esperando a que la próxima “camada” los herede. Conectan, en definitiva, a las madres y padres con sus hijos, y lo seguirán haciendo con sus nietos también. 

No ha cambiado absolutamente nada en el vínculo entre la las familias y los Pinypon con el paso del tiempo. En todo caso, su carisma no ha hecho más que aumentar. Y la gran noticia es que cada vez pueden dejar huella antes en los niños porque los peques de ahora pueden tener entre sus manos a sus primeros Pinypon antes de los tres años. 

Llega My first Pinypon

Gracias a la línea "My First Pinypon", ahora es posible que estos entrañables y queridos juguetes sean protagonistas en el primer cumpleaños de los peques. Ideales para que se diviertan sin peligro alguno entre uno y tres años, "My First Pinypon" son también un magnífica “herramienta” para potenciar el desarrollo a nivel psicomotor de los pequeños de la casa gracias a las cualidades de sus diseños.

Al mismo tiempo que garantizan la diversión propia del juego, hacen especial hincapié en estimular la coordinación de los huesos, músculos, tendones y nervios, para que el pequeño realice con ellos pequeños y precisos movimientos ya que la manipulación que llevan a cabo las manos fundamental en el desarrollo cognitivo, motor, sensitivo, afectivo y relacional del niño. 

Y no solo eso, también favorecen el desarrollo sensorial del pequeño gracias a sus atractivas formas y colores, así como el emocional, porque es en esta etapa cuando los niños empiezan a adquirir habilidades al respecto y a descubrir qué ocurre en ellos. 

"My First Pinypon" consta hasta de cinco juguetes diferentes: un divertido autobús que incluye una figura del conductor, ruedas giratorias y capacidad hasta para tres figuras en su interior; una colección de cuatro figuras distintas en función de su profesión -bombera, enfermera, chef y policía-; y la gama de vehículos que incluye un helicóptero más su piloto; un coche con su correspondiente figura; y un barco con la capitana del mismo.  

Una línea de juguetes para los niños a partir de los doce meses de edad diseñada con la sensibilidad propia de la sociedad actual, igualitaria y diversa, sin barreras. Y es que Pinypon es consciente de que los juguetes favoritos de la infancia son auténticos referentes para aquellos niños y niñas a los que dejan huella. Niños y niñas que hoy pueden disfrutar juntos alrededor de los Pinypon y soñar con ser, ellos y ellas, bomberos, policías, pilotos, chefs o cualquier otra profesión que protagonice sus sueños.